Una mirada a la Simulación de Yacimientos

Con el paso del tiempo, la informática y el uso de las computadoras se ha vuelto más popular en casi todos los campos del conocimiento. Son muchas las actividades que dependen directamente de la exactitud y velocidad en los cálculos que sólo una computadora puede ofrecer. Son incontables las aplicaciones que la informática tiene dentro del mundo de la ingeniería. En este sentido, es posible afirmar que la Ingeniería de Petróleo depende completamente de herramientas computacionales en la mayoría de sus actividades. La simulación de yacimientos es una de ellas.
La simulación de yacimientos se encarga de predecir el comportamiento de los fluidos a través de un medio poroso como lo es un yacimiento de hidrocarburos. Mediante softwares especializados llamados simuladores, los ingenieros son capaces de estimar cuán productivo puede ser un yacimiento tomando en cuenta numerosos escenarios como colocación de nuevos pozos productores e inyectores y estimulación de los mismos entre otros.

Los programas de simulación deben ser capaces de contabilizar la cantidad de fluidos que entran y salen del yacimiento, la facilidad con que se mueven a través de un roca porosa y sus cambios de composición con respecto a las variaciones de presión y temperatura. Los simuladores convencionales se basan en tres conceptos básicos: conservación de la masa, comportamiento de las fases de fluidos isotérmicos y paso de un fluido a través de un medio poroso (usando la aproximación de Darcy). Los simuladores térmicos (usados comúnmente para yacimientos de petróleo pesado) toman en cuenta la conservación de energía además de los parámetros expuestos anteriormente. De esta manera es posible simular el cambio de temperatura en el yacimiento.

Uno de los simuladores más conocidos es ECLIPSE. Este simulador fue desarrollado por ECL (Exploration Consultants Limited) aunque actualmente es manejado, comercializado y desarrollado por SIS (Geoquest), una división de Schlumberger. Por más de 25 años este simulador ha sido el punto de referencia para otros softwares de simulación. Existen básicamente tres divisiones dentro de ECLIPSE: BlackOil, Compositional y Thermal. Cada uno de estos programas toma en cuenta distintas suposiciones a la hora de modelar el comportamiento de los fluidos en el yacimiento. El ingeniero de yacimientos debe decidir qué tipo de modelo es compatible con el yacimiento.

Es imposible imaginar el diseño de explotación de un campo petrolero sin el uso de una herramienta computacional. Sólo un software especializado puede lidiar con los innumerables modelos matemáticos que describen el flujo de los fluidos en cada punto del yacimiento. No hay mente humana capaz de resolver en cuestión de segundos las ecuaciones que genera cada pequeño cambio en las condiciones iniciales del escenario a estudiar. Sin embargo, no existe simulador capaz de tomar una decisión; por ahora, son sólo eso: “simuladores”, pronosticadores confiables, en la mayoría de los casos, de lo que puede pasar en la realidad. Siempre será necesaria la experiencia, habilidad e ingenio de una mente humana a la hora de decidir entre múltiples opciones la más rentable, la más precisa, la más eficaz.

Fuentes:
•ECLIPSE (reservoir simulator). (2007, September 4). In Wikipedia, The Free Encyclopedia. Retrieved 22:17, October 27, 2007, from https://en.wikipedia.org/w/index.php?title=ECLIPSE_%28reservoir_simulator%29&oldid=155699372
•Reservoir simulation. (2007, August 11). In Wikipedia, The Free Encyclopedia. Retrieved 22:17, October 27, 2007, from https://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Reservoir_simulation&oldid=150643044
•Schlumberger. https://www.slb.com/
•Imagen tomada de: https://www.slb.com/images/services/software/support/theclick/v2_n1_2003/g002.gif

Artículos Técnicos
About the Author

El mejor contenido técnico relacionado con el mundo del petróleo y la energía.

Deja un comentario