SiWL

47

Las herramientas llamadas LWD (Logging While Drilling) y MWD (meassure While Drilling) proporcionan una gran cantidad información en tiempo real del pozo y del yacimiento donde este se encuentra. Ahora esta información muchas veces es mas de la que se puede manejar e interpretar. Sin embargo, estas herramientas se están combinando con simuladores para optimizar la colocación de los pozos durante la perforación gracias a un modelado preciso.En la creación de un modelo es importante mantener un balance entre la incertidumbre generada y el tiempo y costo necesarios para aumentar la precisión. Así que para crear y mantener un modelo optimizado se debe considerar la calidad, cantidad e incertidumbre de los datos. Por otro lado, la construcción mantenimiento ya actualización de los modelos son procesos lentos, que pueden involucrar varias personas de diversas disciplinas. Sin embargo, recientemente se han hecho cambios en los métodos y herramientas de modelado que permiten la actualización de los modelos durante la perforación para influir en ella.
Para hacer posible la incorporación de la nueva información al mismo tiempo que se perfora un pozo, es necesario mejorar tanto el software como el hardware del modelado y la simulación así como la adquisición y entrega de los datos en tiempo real.La idea de la simulación durante la perforación no es nueva, pero se consideraba irrealista debido a las restricciones de tiempo impuestas durante las operaciones de perforación. Se sabía que para hacer una actualizacion en tiempo real se debia centrar en el volumen correspondiente a la región vecina al pozo donde los datos en tiempo real son mas pertinentes. Para captar con exactitud el flujo en la región vecina al pozo se requiere una retícula de menor tamaño, un intérvalo de tiempo de procesamiento menor y por lo tanto la simulación tardaría mas. El uso de modelos en la creación de las trayectorias de los pozos fue probado en el campo Brenda del Mar del Norte. Para la evaluación de este campo se disponía de datos sísmicos 3D e información de 13 pozos con el cual se generó un modelo. El simulador indicó que lo mas adecuado para optimizar la producción de reservas sería perforar 4 pozos de desarrollo. El objetivo eran unas areniscas de un espesor muy bajo, por lo cual eran difíciles de acceder y quedarse en ellas durante la perforación. A medida que se perforaban los pozos se transmitían los datos de levantamientos de pozos a superficie utilizando un sistema de monitoreo y entrega de datos en tiempo real. Estos datos se incorporaban al modelo para ver la posición de la mecha con respecto a los objetivos deseados en el modelo. Así se cambiaron las trayectorias previamente a la colocación horizontal del pozo. A través de la simulación se permitió observar la posición del pozo respecto al yacimiento antes y después de la ejecución, lo que posibilitó la ejecución eficiente de cambios de trayectorias
Los simuladores están incluyendo en su programación herramientas que se adaptan al modelado durante la perforación. Por ejemplo módulos que facilitan la rapidez en la carga de datos y la actualización del modelo mediante secuencia de tareas automatizadas.
Las secuencias de tareas integradas pueden modelar, además, las respuestas de los registros petrofísicos delante de la mecha y a lo largo de la trayectoria propuesta lo cual reduce la incertidumbre en la trayectoria del pozo. Siguiendo una secuencia de tareas eficiente las herramientas permiten a los ingenieros diseñar las trayectorias y actualizar los planes de diseño a medida a medida que se modifica el modelo o la trayectoria propuesta. Por ahora se puede utilizar con modelos simples o simplificados o con velocidades de penetración de aproximadamente 61m/h (según estudios realizados). La simulación durante la perforación aún no es algo factible, pero seguramente está en el futuro de los taladros.