Daño a la formación

2248
Varios tipos de daño pueden ser identificados en distintos lugares de un pozo de producción como puede ser el pozo mismo, el equipo de producción, la formación etc.
Para el diseño correcto para la producción del pozo es necesario determinar no solo la naturaleza del daño sino también el conocimiento del lugar del pozo donde está el daño que más afecta a la producción.
La caída de producción puede ser causada por diversos materiales: partículas migrando a través de los poros o precipitados producidos por cambios físicos o químicos en el estado inicial del reservorio.
Origen del Daño de Formación
Invasión de sólidos de perforación: las partículas materiales contenidas en los fluidos de perforación son potencialmente peligrosas desde el punto de vista del daño de formación. Arcillas, cutting, agentes densificantes y viscosificantes, agentes minimizadores de pérdidas de circulación, cuando estos son forzados hacia la formación productiva pueden agresivamente disminuir la porosidad y permeabilidad de la roca reservorio.
Invasión de los fluidos de perforación: es el principal motivo de daño de formación, tiene que ver con la infiltración del lodo de perforación, de sólidos del cutting y el revoque en la formación.
Daño de cementación: para la cementación es necesaria le remoción del revoque, para lo cual se utiliza algún dispositivo como los caños lavadores o colchones, todos estos deben trabajar con flujo a regímenes turbulentos.
La duración del trabajo de cementación es bastante corto comparado con el de la perforación. La invasión de los fluidos del lavado es insignificante respecto a la invasión de los fluidos de perforación, pero esto no quiere decir que pueda despreciarse, una falta en el control de los fluidos puede ocasionar un mal cálculo en el volumen de cemento.
Daño por Entubación: Es muy común, que existan capas productivas muy por encima de la profundidad final del pozo para que estas capas no sean dañadas, es conveniente que una vez atravesadas las misma, el pozo se entube antes de seguir perforando hasta la profundidad final mencionada.
Daños en la terminación y reparación de pozos
Daño por punzado: la operación de punzada siempre ocasiona daños adicionales en la formación puesto que cualquiera sea el método de punzado que se utilice, éste compacta la roca alrededor de la zona atravesada.
Daños por fluidos de terminación: Las causas más comunes de daño ocasionado durante la terminación de un pozo son las siguientes:
Taponamiento de la formación y punzados por sólidos suspendidos que tienden a bajar la permeabilidad de la formación
Hinchamiento y dispersión de las arcillas, bloqueo por agua y emulsiones y precipitación de incrustaciones.
Daños durante la producción: Algunos reservorios no pueden ser puestos en producción a altos caudales de flujo o elevadas caídas de presión entre el reservorio y el pozo sin ser afectados por fenómenos adversos. El daño de formación en estos casos es permanente y no puede ser reducido simplemente reduciendo el caudal.
Otros tipos de daño
Durante la limpieza del pozo
Durante el tratamiento ácido
Daño por pozos inyectores
Emulsiones
Cambios de mojabilidad
Water Block
Sarros
Depósitos orgánicos
Depósitos mixtos
Fangos y arcilla
Prevención del Daño
La prevención del daño apunta a que todas las operaciones se hagan provocando el mínimo daño o la mínima contaminación posible, evitando que la producción sea afectada.
Si bien hay daños que son remediables pero las operaciones de reparación de daños son costosas en muchos casos y no siempre solucionan el problema completamente.
En un pozo de producción es conveniente dividir al sistema en componentes o porciones, con el objeto de asegurarse de que ninguna parte de dicho sistema esté produciendo con un caída de presión mayor que la que corresponde.
Angel Da Silva
Fundador de la Comunidad Petrolera. Asesor petrolero, instructor de programas de formación, emprendedor, apasionado por la tecnología, ingeniero de petróleo, MBA y Máster en Banca, Mercados Financieros y Gestión de Patrimonios.