Reservas, tipos y métodos para determinarlas

Las reservas no son más que la cantidad de petróleo que se puede extraer de un yacimiento siendo económicamente rentable, es un concepto ligado intrínsecamente a lo monetario pues en muchos casos hay aumentos en las mismas debido a fluctuaciones del mercado y no debido a nuevos descubrimientos, por ejemplo:
Supongamos que se tiene un pozo que produce diez barriles al día y que el precio al que se vende cada uno de estos es de 10 dólares, pero por otro lado el costo de producción por barril asciende a 15 dólares, en este caso no es beneficioso producir de ese pozo pues es más el gasto que genera que la ganancia, por lo que se procede al cierre del mismo hasta que las condiciones del mercado sean las correctas para su producción. En ese momento las reservas disminuyen pues la extracción de ese hidrocarburo no es rentable desde el punto de vista económico. Ahora supongamos que el precio del crudo aumenta a 45 dólares, en ese escenario la producción del pozo antes mencionado si es rentable ya que se obtendrá una ganancia, por lo que las reservas aumentarían.
Las reservas se pueden clasificar según el grado de certeza que tengan en:
-Reservas Probadas: es el volumen de hidrocarburo en un yacimiento cuya existencia ha sido comprobada mediante la aplicación de pruebas de producción, además según la información geológica y de ingeniería de yacimientos pueden ser producidas comercialmente.
-Reservas probables: es el volumen de hidrocarburo contenido en un área donde la información geológica y de ingeniería de yacimientos indica que desde el punto de vista de recuperación existe un nivel de certeza menor que para las reservas probadas, por lo general para su determinación se suponen condiciones de mercado/económicas futuras. Poseen un nivel de certeza del 50%:
-Reservas posibles: en este caso el nivel de certeza es de un 10%, según la información geológica y de ingeniería de yacimiento.
Existen diversos métodos para calcular las reservas, estos son:
a) Curvas de declinación de producción: este es el método más antiguo, simple y rápido para el cálculo de reservas, consiste en graficar la tasa vs. El tiempo, en esta curva se observa cual sería la tasa mínima de producción (según las pautas económicas) y el área bajo esa curva será las reservas que se tienen.
b) Simulación numérica de yacimientos: es el método más difícil, pues comprende programas de computación que a través de la solución de ecuaciones (de modelos matemáticos que representan yacimientos) proporciona aproximaciones de lo que es el yacimiento y sus reservas.
c) Ecuación de balance de materiales: es un método de mediana dificultad, requiere de mucho tiempo para su aplicación (será explicado con detalle en próximas publicaciones).
Artículos Técnicos
About the Author

El mejor contenido técnico relacionado con el mundo del petróleo y la energía.

Deja un comentario