Yacimientos convencionales y no convencionales (parte I)

72
Yacimientos convencionales: Son todos aquellos que pueden ser producidos a tasas económicas de flujo y que producirán volúmenes económicos de hidrocarburos sin procesos especiales de recuperación, tratamientos mayores de estimulación o el uso de tecnología de punta. Presentan las siguientes características:
• Buenas porosidades y moderadas a buenas permeabilidades.
• Se les asocian reservas limitadas, explotables en muy pocos años.
• Son fáciles de desarrollar.
Yacimientos no convencionales: Son todos aquellos que no producen a tasas económicas de flujo y que no podrán ser producidos rentablemente sin la aplicación de tratamientos intensivos de estimulación, fracturamiento y recuperación. Presentan las siguientes características:
• Bajas porosidades y permeabilidades.
• Pobres propiedades petrofísicas.
• Su desarrollo requieren de alta tecnología.
• Se les asocian muchas reservas y son capaces de producir por varias decanas.
Los yacimientos no convencionales típicos incluyen:
• Petróleo pesado.
• Gas de lutitas.
• Arenas apretadas de gas.
• Carbonatos apretados.
• Gas de capas de carbón.
• Hidratos de gas.
• Arenas bituminosas.
• Hidrocarburos de carbonatos y/o areniscas naturalmente fracturadas.