Yacimiento naturalmente fracturado

312


Los yacimientos naturalmente fracturados son un componente importante de la reserva global de hidrocarburos y son base en la producción, estos por lo general son difíciles de representar. Para cartografiar algunos parámetros de fractura y cambios en la permeabilidad de los yacimientos asociados dentro de estos yacimientos heterogéneos y para poder ubicar zonas altamente productivas durante las operaciones de producción, los geocientificos deben ser capaces de obtener los datos sísmicos de alta fidelidad, así como también deben saber procesarlos de diferentes maneras.

Los yacimientos naturalmente fracturados se relacionan directamente con la Producción, entre los cuales están los yacimientos de baja producción de hidrocarburos la eficiencia en la producción de estos yacimientos puede ser engañosa ya que inicialmente es muy alta pero va en declive con el tiempo y a medida que se produce, también se ven afectados por el gas y el agua. Por otro lado forman parte de algunos de los yacimientos más grandes y productivos de la Tierra. La naturaleza incomprensible de esta clase de yacimientos se debe a los esfuerzos que hace la industria por comprenderlos mejor y modelarlos de manera precisa.

Si bien casi todos los yacimientos de hidrocarburos son afectados de alguna manera por las fracturas naturales, los efectos de las fracturas a menudo se conocen en forma imprecisa y en gran medida se subestiman. En los yacimientos carbonatados, las fracturas naturales ayudan a generar porosidad secundaria y estimulan la comunicación entre los compartimientos del yacimiento. No obstante, estos conductos de alta permeabilidad a veces entorpecen el flujo de fluidos dentro de un yacimiento, conduciendo a la producción prematura de agua o gas y haciendo que los esfuerzos de recuperación secundaria resulten ineficaces.


Hay fracturas naturales en todos los tipos de yacimientos siliclasticos, las cuales generan cierta dificultad en la producción de estos yacimientos realizado por la matriz de los mismos, también hay que destacar que las fracturas naturales están directamente relacionados con el nivel de productividad en yacimientos de menor importancia tales como los yacimientos de metano en capas de carbón, los yacimientos de gas y lutita y los yacimientos de roca basamento y roca volcánica. Básicamente las fracturas no representan un rol tan importante en los yacimientos de alta permeabilidad y alta porosidad tales como turbiditas, estos yacimientos generan barreras de flujo, impidiendo los intentos precisos del cálculo de reservas de hidrocarburo y de la predicción de la producción.

No se pueden ignorar las fracturas dentro de los yacimientos ya que se degradaría el trabajo técnico y económico dentro de los mismos y también imposibilitaría las oportunidades óptimas de desarrollo de los campos petroleros. Es muy posible que los equipos a cargo de los activos de las compañías jamás extraigan los hidrocarburos que originalmente se tomaron como recuperable, ya que al no entender el impacto que tienen las fracturas naturales en la producción, no habrán realizado los preparativos necesarios en el campo para así aplicar algunas técnicas de recuperación secundaria necesarias.

Los pozos nuevos plantean oportunidades para recolectar datos geológicos, geofísicos y mecánicos adecuados a partir de diversas fuentes, incluyendo la información obtenida con los registros de pozos, los levantamientos sísmicos de pozos, los dispositivos de muestreo y los núcleos (coronas) de diámetro completo. Otras fuentes de información valiosas que pueden obtenerse durante las primeras etapas del desarrollo de campos petroleros incluyen las pruebas de formación efectuadas a través de la columna de perforación, las pruebas de flujo inicial, y las pruebas de incremento y caída de presión. La correcta evaluación del rol de las fracturas naturales puede traducirse en éxitos anticipados de desarrollo de campos, estableciendo las bases para las etapas de desarrollo posteriores, incluyendo los proyectos de recuperación secundaria.

Referencias: pagina web de las schlumberger.

Angel Da Silva
Fundador de la Comunidad Petrolera. Asesor petrolero, instructor de programas de formación, emprendedor, apasionado por la tecnología, ingeniero de petróleo, MBA y Máster en Banca, Mercados Financieros y Gestión de Patrimonios.