Muestreo en yacimientos de gas condensado

268

Una muestra representa a el fluido que se tiene en el yacimiento cuando se esta en presencia de un yacimiento pequeño, desde el punto de vista de espesor. Sin embargo, cuando se trata de un yacimiento grande es necesaria la toma de numerosas muestras para poder caracterizar al yacimiento y el fluido que contiene.

La obtención de una muestra representativa de gas condensado resulta más complicada que la de un fluido característico de un yacimiento de petróleo negro, esto se debe a la condensación retrógrada que sufre el gas en este tipo de yacimientos, se debe recordar que una condensación retrógrada es aquella que tiene lugar en un sistema donde se disminuye la presión a temperatura constante.

Dependiendo del lugar donde sean tomadas las muestras pueden recibir la siguiente clasificación:

1. MUESTRAS DE SUPERFICIE

También son llamadas recombinadas en el separador, el procedimiento se basa en tomar las muestras de gas y condensado en el separador de alta después de un largo periodo de flujo estabilizado. Las tasas de gas y condensado deben ser medidas en forma precisa durante la prueba de flujo. Dichas muestras serán recombinadas en la misma proporción de las tasas de flujo o de la relación gas – condensado medida en el separador.

Es importante señalar que en la practica este es el tipo de muestreo mas recomendado, esto se debe a que evita la contaminación de la muestra con líquidos (aguas, condensados retrógrados, entre otros) acumulados en el pozo.

2. MUESTRAS DE CABEZAL

La muestra puede ser tomada directamente desde el cabezal siempre y cuando se esté produciendo un fluido monofásico a condiciones del cabezal del pozo. Dicha muestra se hará fluir en un cilindro o un pequeño separador portátil.

3. MUESTRAS DE FONDO

El procedimiento consiste en bajas al fondo del pozo un muestreador de medidas específicas, éste posee una cámara donde se acumulará la mezcla de hidrocarburos a la respectiva temperatura y presión de muestreo.

Es recomendable tomar la muestra bajo las siguientes condiciones:

· El pozo debe estar fluyendo a una baja tasa de flujo estabilizado.

· La presión de fondo fluyente debe ser mayor que la de rocío, esto es para que el fluido esté en una sola fase.

· El mejor lugar de muestreo es el punto mas profundo del pozo, que es por donde pasa el fluido que viene de la formación y donde la presión es mayor que la de saturación de la mezcla.

· Tomar al menos tres muestras.

· A todas las muestras se les debe determinar en el campo la presión de saturación a la temperatura atmosférica, la diferencia entre ella debe ser menor de 30 lpc.

· Si se trata de un pozo productor de agua se debe revisar el nivel de agua y/o liquido en el pozo con un registrador continuo de presión de la columna de fluido.

· La muestra de gas condensado debe ser tomada justo encima de la interfase.

Bibliografía
– Rojas, G.: “Ingeniería de Yacimientos de Gas Condensado”, segunda edición, Puerto La Cruz, mayo 2005.
– Imagen:
https://www.adn.es/clipping/ADNIMA20090126_2118/4.jpg