Los beneficios del retorno a la explotación petrolera

Al término del 2012 el Perú, como país, tuvo una producción de 62 mil barriles diarios y una demanda interna de 180 mil. Ese diferencial, dos tercios, se importa a precios internacionales con un valor promedio de US$ 100 por barril de crudo. Sin embargo, esos 62 mil barriles están en manos de empresas privadas y se paga por ellos la cotización internacional.

Se debe precisar que el Perú importa petróleo y derivados como el diésel, que tienen cotizaciones superiores a los US$ 100, y a la vez exporta crudo pesados, gasolinas y residuales. Asimismo, la cotización del petróleo es variable y depende del contexto externo.

Bajo estas premisas, el retorno a la explotación de hidrocarburos en el Lote 64 (ex Talismán) en la cuenca del Marañón constituye un primer paso para cortar la importación y, por tanto, la dependencia de los precios internacionales, además de darnos la seguridad de un abastecimiento local.

Este consumo del país tanto  del Estado como del sector privado, para alimentar nuestro mercado interno tendrá dentro de poco una primera reducción, y aunque no será muy significativa, simbólicamente sí podría encaminar a la política energética que emprenderá el Estado y sobre todo el rol que tendrá Petróleos del Perú (Petroperú).

Esta primera disminución vendría justamente por la producción del Lote 64, hoy en manos de Petroperú, y que tiene actualmente dos pozos produciendo 7.600 barriles diarios. Además cuenta con una producción estimada de 20 mil barriles y con altas probabilidades de ampliarse.

Héctor Reyes, presidente de Petroperú, recordó que en la década del 90, cuando se tomó la decisión de levantar la producción y transferir esta actividad al sector privado, había una producción estimada de 126 mil barriles. Vale decir que hubo una reducción de 47% en la producción desde esa época hasta la actualidad.

Precisó que si bien Talismán antes de retirarse del país hizo una certificación de sus reservas, la cual arrojó 42 millones de barriles, Petroperú  hizo su propia certificación con una empresa certificadora internacional y las reservas encontradas estaban en el orden de 55 millones de barriles.

“Si tomamos en cuenta la producción temprana de 7.600 barriles por día, se multiplica por un promedio de US$ 100 por barril y por 365 días del año, tenemos una cantidad considerable de petróleo que deberíamos nosotros dejar de comprar, porque todas las cargas de las refinerías las hacemos con crudo que nosotros compramos tanto en el mercado nacional como en importación”, resaltó el funcionario.

Un hecho que resalta es que el petróleo del Lote 64 es un crudo de 35 a 36 grados API y con un contenido de azufre de 0,2%, es decir, un crudo excelente a nivel internacional y muy apreciado para las operaciones refineras. Además el Lote 64 paga regalías por solo 5%, la más baja del país.

DECISIÓN INMEDIATA

Pero el Lote 64 no será para el país la única fuente de abastecimiento y de renta petrolera sino que demás tenemos otros 7 lotes que no hay que perder de vista, como son los lotes del noroeste de Talara y el Lote 192.

Aurelio Ochoa, experto en hidrocarburos, señala que el tema de fondo, si se quiere fortalecer a Petroperú, es que esos lotes, que tienen en su conjunto una producción de alrededor 25 mil barriles diarios y cuyos contratos expiran entre 2013 y 2016, deben ser transferidos a la empresa estatal. Este asunto, señala, es de mayor importancia que la posible adquisición de los activos de Repsol.

LOTES DEL NOROESTE Y 192

Los seis lotes ubicados al noroeste de Talara son los lotes III y IV, en manos de Interoil; los lotes VI y VII de Sapet; el lote II explotado por Petrolera Monterrico; el lote IX explotado por Unipetro.

Una especial atención merece el lote 1AB en la selva norte, que explota Pluspetrol Norte que acapara el 90% de la producción de los siete lotes cuyos contratos están próximos a expirar.

Aurelio Ochoa, ex presidente de Perupetro, explica que cuanto más se produzca internamente menos se dependerá del exterior, pero además se incrementará la renta petrolera, diferencial entre los costos de producción y el valor de venta del petróleo, y Petroperú podrá fortalecerse económicamente para entrar en otros lotes.

Resalta la importancia de que estos lotes vuelvan a manos de Petroperú para que sus acciones se valoricen más antes de salir a la Bolsa limeña.

EN CIFRAS

12% de la producción nacional lo provee el Lote 192 (ex 1AB).

36 lotes de exploración serán licitados con participación minoritaria de Petroperú.

Fuente LaRepublica.pe

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario