Cae México, al sexto lugar en ranking global en lutitas

Con la reconfiguración de la estimación mundial de hidrocarburos no convencionales –o shale– realizada este lunes por el Energy Information Administration, México pasó del cuarto al sexto lugar en recursos shale, perdiendo además 19% de los hidrocarburos estimados en el último reporte de este organismo estadounidense.

Así, de los 681,000 billones de pies cúbicos que se calculaban, resultó que el país sólo cuenta con 545,000; aun así, este recurso no convencional representa casi 10 veces más de lo que se tiene estimado como reservas totales de gas en el país.

En crudo, el ajuste de los recursos publicado ayer deja a México en el séptimo lugar mundial, con 13,000 millones de barriles remanentes, que equivalen a la mitad de la reserva total del país.

Petróleos Mexicanos (Pemex) asegura haber identificado por lo menos 200 oportunidades exploratorias de hidrocarburos no convencionales –también llamados lutíferos o shale– en los estados de Chihuahua, Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí, Coahuila y Veracruz.

De acuerdo con el director de Pemex Exploración y Producción (PEP), Carlos Morales Gil, este año se tiene calculada una inversión de 3,000 millones de pesos tan sólo para continuar con la exploración y el desarrollo de estos campos lutíferos que auguran una producción importante de gas.

En términos operativos, la paraestatal ha dividido el área de hidrocarburos shale en cinco provincias geológicas: Sabinas-Burro-Picachos, Burgos Mesozoico, Tampico-Misantla, Veracruz y Chihuahua.

MIENTRAS BAJE EL COSTO DE PRODUCCIÓN…

De acuerdo con el director de PEP, Carlos Morales, la paraestatal ha reducido de 20 a 7 millones de dólares el costo de perforar un pozo no convencional para la producción del hidrocarburo shale y hasta el momento ha perforado seis de los cuales uno, Anhélido 1, ubicado en la cuenca de Sabinas, resultó productor de crudo, el cual ya aporta 400 barriles diarios (una aportación de más de 21,000 barriles totales) a la producción nacional.

GAS CON LÍQUIDOS

De la riqueza lutífera del país, destaca que poco más de 60% contiene gas húmedo, el cual, con hidrocarburos licuables como el metano, propano, butano y naftas, se convierte en mucho más rentable su producción, asegura la paraestatal.

Desde las últimas modificaciones legislativas al sector energético, en el 2008, el gobierno mexicano ha puesto la mira en la explotación de la riqueza de hidrocarburos no convencionales. Y por la abundancia de este combustible en el territorio, sería de esperar que el marco fiscal en el que operan sea modificado en la iniciativa de la próxima reforma energética.

La producción de gas cuenta con las mismas tasas de retención fiscal que la producción petrolera, puesto que son recursos estratégicos propiedad de la nación. Para que se lleve a cabo la masificación de la industria gasera del país, se requiere cambiar el régimen de cobros a la explotación del gas, diversificándolo del petróleo.

En la actualidad, un barril de petróleo se vende a 100 dólares, mientras que un barril equivalente de gas se comercializa a un máximo de 22 dólares, puesto que el millón de pies cúbicos de gas tiene un precio spot, incluida la transportación, de máximo 5 dólares, irónicamente, gracias a la sobredemanda de shale en la región de América del Norte.

La Secretaría de Energía (Sener) utilizó como bandera el cuarto lugar en posesión de hidrocarburos no convencionales para México y ahora tendrá que ajustar su discurso ante la reconfiguración observada.

Hasta el cierre de esta edición, el organismo no fijó postura alguna sobre las nuevas noticias para el sector energético nacional.

Fuente El Economista.mx

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario