Europa busca en México reducir su dependencia energética de Rusia

231

 2891

México tiene la materia prima; la Unión Europea la necesidad, y España la forma de satisfacer a ambos. Bajo esta premisa, la diplomacia española ha puesto en su punto de mira las enormes reservas de gas mexicano. El objetivo es que España haga uso de su gran capacidad de regasificación para atraer el excedente energético del país americano, reconducirlo a la UE y, de este modo, reducir su dependencia de Rusia en un “momento geoestratégico clave”, según el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, de visita en México para preparar la cumbre bilateral que se celebrará entre el 9 y el 10 de junio en Madrid.

El ministro señaló que la crisis ucrania ha puesto de relieve la gran debilidad europea en materia energética. El 24% del gas consumido en la UE procede de Rusia. “Aunque a España no le afecta, hay que reducir esta dependencia. Nuestro país, con siete plantas regasificadoras, puede procesar hasta 100.000 millones de metros cúbicos al año, pero solo consume 31.000 millones. Este excedente de capacidad se debe aprovechar para atraer el gas mexicano, tratarlo en España y servirlo al resto de Europa. Seríamos el puente entre ambos”, detalló Margallo.

El interés español por la producción gasista mexicana coincide con la próxima apertura a la iniciativa privada extranjera de la explotación de yacimientos mexicanos. Esta reforma energética, promovida por el presidente, Enrique Peña Nieto, y cuya letra pequeña aún se debate en el Parlamento, aumentará la producción en un momento en que la búsqueda europea de nuevas fuentes de suministro se ha acelerado. “México es una oportunidad y, desde luego, intentaremos que nuestras empresas puedan participar en la explotaciones que en el futuro se abran”, dijo Margallo, quien rechazó pronunciarse sobre la tensión entrePemex y Repsol. “Son empresas privadas y responden a sus accionistas. El Gobierno español no interfiere”, zanjó

La visita a México, que incluye un encuentro con Peña Nieto, coincide con un “momento brillante”, según el ministro, de la relación entre los dos países: “Tanto el diálogo político en foros como la ONU o el G-20 como las relaciones económicas van sobre ruedas. España, con 23.700 millones de euros al año, es el segundo inversor mundial en México, sólo por detrás de EEUU. Y México invierte 20.800 millones al año en nuestro país”.

En la cumbre de Madrid se reforzará la alianza estratégica entre los dos países mediante firma de media docena de convenios que abarcan desde la seguridad (con formación de agentes y cruce de datos sobre criminalidad), hasta la cultura y la movilidad de talentos académicos. Peña Nieto y Rajoy firmaran la declaración política para renovar la relación de asociación estratégica entre ambos países, así como acuerdos de cooperación en materia de telecomunicaciones, infraestructura, desarrollo industrial y energía. También están contemplados acuerdos de cooperación en derechos de autor, patrimonio cultural subacuático y cooperación cultural.

El País