Empresas estatales arrastran 2 años con problemas operativos

E185

Restricciones financieras, falta de materia prima, fallas de transporte, carencias de equipos y maquinaria y poca capacitación del personal son varias de las dificultades que enfrentan las empresas estatales. 

Las Memorias y Cuentas de los ministerios de la economía correspondientes al ejercicio 2012 revelaron un conjunto de escollos en las industrias, que se agudizaron el pasado año, y, por ello, nuevamente las gestiones tienen como puntos comunes: bajas capacidades operativas y resultados negativos. 

De 14 empresas revisadas que se encuentran adscritas a los despachos de Industrias y Alimentación, 10 terminaron el pasado año con pérdidas, con lo cual ya acumulan varios ejercicios con saldos en rojo. 

El bajo desempeño ya generó alarmas. En abril el Presidente Nicolás Maduro en una alocución señaló que las empresas estatales deben saltar del punto del “diagnóstico” hacia uno de acción que les permita ser productivas y apuntó que “cada empresa socialista tiene que estar bien administrada. Deben generar dividendos y van a pagar impuestos fuertes”. 

Mal desempeño 

Los informes de las empresas básicas de Guayana muestran que en 2013 volvieron a registrar problemas financieros y laborales a lo cual se sumaron las fallas con los equipos y el déficit de insumos, por lo cual la producción retrocedió. 

En el sector aluminio, las industrias utilizaron entre 30 y 60% de su capacidad instalada y aunque el presupuesto programado para las empresas de esa área superó los 20 millardos de bolívares, los obstáculos impactaron con fuerza en las gestiones. Por ejemplo, Alcasa terminó con un resultado negativo de 4 millardos de bolívares, seguido de Venalum cuyas pérdidas fueron cercanas a los 2 millardos de bolívares. 

Un pobre desempeño también tuvieron las estatales que se encuentran en el área de hierro y acero. Sidor cerró el 2013 con un saldo negativo de 2 millardos de bolívares. La siderúrgica, que fue nacionalizada en 2008, operó a 30% de su capacidad y durante el año fueron numerosos los obstáculos que tuvo, desde limitaciones financieras hasta conflictos laborales. 

Al retroceso de la producción de acero se sumó la de cemento. Las memorias destacan las gestiones de dos de las tres cementeras que fueron estatizadas hace seis años. De esas compañías, Invecem fue la que tuvo mejor comportamiento al trabajar a 100%, pero en la Fábrica Nacional de Cemento el resultado fue diferente, debido a que cerró con pérdidas y apenas utilizó 40% de su capacidad. Inconvenientes con los equipos impactaron en la producción de ese insumo. 

En otras áreas los resultados tampoco fueron favorables. 

Las industrias creadas en el marco del modelo socialista así como a través de convenios enfrentaron retrasos en las entregas de divisas y dificultades con las maquinarias, lo cual impidió el crecimiento de la producción. Tal es el caso de Venirauto, que apenas ensambló 20% de los vehículos previstos. 

Las empresas bajo cogestión como Invepal también tuvieron problemas. Esa industria solo cumplió con 10% de la meta. 

Y siguen… 

En el sector agrícola, el Estado ha conformado un conjunto de empresas mixtas en rubros como arroz, pesca, porcinos, leguminosas, lácteos y ganado, que en 2013 se les asignaron 1,7 millardos de bolívares. 

En las memorias no se detallan los resultados financieros, aunque sí se menciona que la producción de los diversos rubros agrícolas no se cumplió por factores como las limitaciones en las ejecuciones de los presupuestos aprobados, fallas con los equipos y baja capacitación del personal. 

En esas empresas agrícolas, de acuerdo a la información, oficial, las metas de producción se cumplieron entre 12 y 60%.

El Universal

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario