El riesgo país afecta a todos

Riesgo país para todos. ¿Qué significa? ¿El porqué de su importancia? Nos afecta a todos.

Cada vez se escucha más hablar a los economistas del término Riesgo Soberano de un País. Escuchamos que el Riesgo País de Venezuela está por las nubes, que cada vez sube más el riesgo país Venezuela, que es insostenible el riesgo país, que Venezuela va a entrar en default, y muchos otros comentarios del tema.

Por riesgo soberano de un país se entiende como la probabilidad de que el gobierno de ese país no cumpla con sus compromisos financieros acordados, por factores económicos o políticos (default).

En esos momentos es que se habla de default, por tanto hay que saber los próximos compromisos de pagos de la República. Se han añadido los de Petróleos de Venezuela, pues es casi la misma caja aunque Pdvsa pueda tener caja y capacidad de fuentes propias, pero la República es su dueño.

En el gráfico se resalta la concentración de pagos para los próximos 3 años, lo cual es un esfuerzo grande de caja para Venezuela.

¿Puede Venezuela cancelar estos pagos para estos años? Las cifras estimadas en el 2014 para Venezuela son 82.000 millones de dólares en exportaciones, 43.000 millones de dólares en importaciones y una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 4,2%. Estas cifras son calculadas con precio promedio del petróleo venezolano en el 2014 de 88,4 dólares el barril. Ahora, para el año 2015 este precio promedio podría cerrar en la mitad.

Para valorar el riesgo crediticio de un país, además de indicadores cuantitativos económicos, hay factores cualitativos referidos al manejo de la economía y finanzas, y otros como seguridad jurídica y estabilidad político-social. Estos factores los utilizan las Agencias Calificadoras de Riesgo como: Standard & Poors, Fitch y Moody’s para rankear el riesgo de crédito de los países.

Se han seleccionado tres países para comparación y entendimiento de riesgo país: Colombia, como país vecino bien conocido y Nigeria, como país petrolero OPEP exportador de 2,2 millones de barriles por día, pero con 173 millones de habitantes y precio de la gasolina a 0,52 dólares el litro. Las calificaciones crediticias de estos tres países son diferentes.

Estas calificaciones significan un alto riesgo especulativo de default, es una posibilidad real para Venezuela, un bajo grado de inversión para Colombia y un escenario especulativo para Nigeria, lo cual se reflejan en los rendimientos de los bonos soberanos de los países en el mercado.

Significa, que si un inversionista quiere comprar un Bono Global 2023 de Venezuela, lo hará a rendimiento de 33%, mientras que para invertir en el Bono Global 2023 de Colombia, es 3.6% y para el Bono Global 2023 de Nigeria, es 7.5%. Dicho de otro modo, ese es el costo de endeudamiento externo para cada país.

El rendimiento de los bonos del tesoro estadounidense se toma como riesgo crediticio cero. Por tanto, la diferencia entre la tasa de un bono de EEUU y un bono de otro país, mide cuan riesgoso es comparado con Estados Unidos.

El índice de riesgo que se utiliza globalmente es el Emeging Markets Bond Index (EMBI) diseñado por JP Morgan. Este índice compara los rendimientos de los países emergentes contra los rendimientos de los bonos del tesoro de EEUU. Esa diferencia mide cuan más riesgoso es el bono al ser comparado con un bono estadounidense.

Pero, ¿cómo se llegó a este riesgo país? ¿Son sólo los precios del petróleo? Con precios altos de petróleo, ¿el riesgo país era menor?

Un poco de historia

El menor riesgo país en este período (mínimo rendimiento del Bono Global 27 de la República y máximo precio del período) es en el 2006 en 6,7%, en esas fechas el precio promedio del petróleo para el barril de Venezuela era 56,5 dólares el barril. El 2012, es el año de precio máximo promedio del barril a 103.4 dólares y sin embargo, el rendimiento del Global 27 es 9.2%.

Debido a la política monetaria del Federal Reserve Bank (FED) de expansión de la liquidez que comenzó a finales del 2008, luego de la crisis financiera, las tasas americanas descendieron y la liquidez aumentó, lo que indujo a los inversionistas a buscar rendimientos en mercados emergentes.

Esto produjo el aumento de precios de los bonos emergentes, los bonos de Venezuela fueron favorecidos por esta hiperliquidez internacional. Esta subida de los precios duró hasta principios de 2014, pues además de reducirse el programa del FED, comienzan a pesar más las variables económicas fundamentales individuales de cada país, para valorar el riego, como caída de los precios del petróleo, políticas económicas e inestabilidad política y social, para el caso venezolano.

Liquidez internacional, tasas internacionales bajas, precios nominales del petróleo en máximos históricos (exceptuando crisis financiera) y sin embargo, el rendimiento del bono venezolano no baja a los niveles del 2006 con precios de petróleo mucho más bajos.

Reservas poco favorecidas

Las Reservas Internacionales para el 2006 son 1,22 veces mayor que para el 2012, lo que indica, que el aumento de los precios del petróleo no fortaleció las Reservas Internacionales. Son varias las razones, siendo la de gran peso la creación del Fonden (más de $100.000 millones traspasados al Fonden desde el Banco Central de Venezuela y Pdvsa), la disminución de ventas de divisas de Petróleos de Venezuela al Banco Central y el incremento de las importaciones 33.500 millones de dólares en el 2006 y 59.500 millones de dólares en el 2012, además de políticas internas como el crecimiento de la liquidez monetaria.

Ante esto, no podemos ser ciegos, es una realidad, los rendimientos de los bonos venezolanos son de default y esto atañe a todos los que están circunscritos dentro del territorio nacional venezolano, inmersos en el riesgo soberano.

Es así, por ejemplo, que la Inversión Extranjera en Colombia para el 2014 fue 12.616 millones de dólares, 9.4 millones de dólares hasta el primer semestre de 2014 en Nigeria y 1.000 millones de dólares en Venezuela.

El Universal

 

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario