Shell Abandona Exploración en el Ártico de Alaska

281

Figura – 1. Muestra la localización aproximada del pozo Burger-J perforado por Shell en el Chukchi Sea en el Ártico de Alaska. Shell ha anunciado que, por ahora, abandona la exploración de hidrocarburos en el Artico de Alaska después de invertir al menos 7 billones de dólares en el proyecto (Fuentes: Modificado de: AAWSE, Shell, NOAA, BOEM).

Shell anuncio septiembre 28 del 2015 que deja de explorar por hidrocarburos en el Artico de Alaska debido a los resultados negativos del pozo Burger-J (Figura – 1), perforado a 150 millas al oeste de Barrow en Alaska.

Además de los resultados negativos de los pozos se suman los altos costos asociados con las operaciones en Alaska y los retos de las no predecibles regulaciones ambientales para operaciones costa afuera en Alaska.

A pesar de muchos tropiezos e inconvenientes operativos como los ocurridos al final del año 2012, cuando el  taladro Kulluk de encontraba a la deriva; Shell retornó al Ártico para tratar de seguir su programa exploratorio del “Chukchi Sea”.

Figura – 2. Muestra la localización de los lotes federales donde se localizó el pozo Shell Burger-J, las otras 5 localizaciones adicionales con permiso ambiental, las unidades de perforación, las embarcaciones, helicópteros y aviones de apoyo para la logística de la operación (Fuente:BOCM).

Shell adquirió 275 lotes federales en el Mar de Chukchi en el año 2008 y gastó US$2.1 billones de dólares durante la licitación. Anteriormente Shell había perforado en el Mar de Chukchi en el año 1991.

Se estima que la empresa ha invertido como US$4 billones de dólares en mantener las operaciones del Ártico en Alaska. Para poder entrar en esta operación, Shell tenía contratados dos taladros de perforación, 28 barcos de apoyo logístico y varios helicópteros y aviones de apoyo. La principal base de operaciones está localizada en Barrow a 150 millas al este del pozo Shell Burger-J (Figura – 2).

El ártico de Alaska es una de las áreas más costosas de operar debido no solo a las bajas temperaturas sino por ser el área tan aislada además de las restricciones ambientales y cambios de las reglas operativas por las entidades reguladoras. Todo esto exige una logistica muy complicada y costosa.

Figura – 3. Muestra las principales características tectónicas del área norte de la península de Alaska (North Slope), su relación geográfica con la localización del pozo Burger-j, la localización del Campo de “Prudhoe Bay”, la interpretación estratigráfica de la secuencia sedimentaria, y entrampamiento estratigráfico del campo así como sus principales parámetros que lo identifican como un campo súper-gigante (Fuentes: Roberto Garcia-Solorzano, AOGCC).

La gran mayoría de la producción diaria de petróleo en el mundo, lo que se consume procede de los campos gigantes hasta ahora descubiertos. Estos campos como el mencionado de Prudhoe Bay, el de Ghawar en Arabia Saudita (Acumulado 65 BBOE, 2010) el de Cantarell en México con gran declinación y muchos otros son los que tienen la mayor proporción de producción en el mundo.

Durante los últimos cinco años a pesar de los altos precios del crudo, no se han encontrado muchos yacimientos gigantes. Naturalmente, cada vez disminuyen las áreas prospectivas asequibles a la industria privada debido a que las empresas estatales cada vez aumentan el control de las áreas o son restringidas por diversas regulaciones ambientales.

Programas de exploración como el de Shell en Alaska (Chukchi Sea), muy pocas empresas lo pueden desarrollar, debido a las grandes inversiones y riesgo de las operaciones. En este caso el área es prácticamente inexplorada y su tamaño es comparable con la del Golfo de México (Figura – 1), donde se han producido muchos millones de barriles de petróleo y gas equivalente .

Muchas de las exploraciones en el Ártico posiblemente se pospondrán para cuando los precios del petróleo mejoren. El Ártico es una de las áreas que tiene una gran proporción de las reservas recuperables de hidrocarburos en el mundo y con el tiempo, las empresas volverán a tratar de encontrar los yacimientos gigantes que el mundo necesita para poder seguir suministrando la energía para su desarrollo.

El encontrar yacimientos gigantes es definitivo para que el mundo en desarrollo y desarrollado siga su progreso que se aceleró con el descubrimiento de los hidrocarburos fósiles. El mundo ha progresado y se ha desarrollado mil veces más desde el descubrimiento de los hidrocarburos fósiles que en los milenios anteriores.

La energía alternativa (solar, de viento etc.) aunque se han hecho algunos progresos la mayoría de las veces totalmente subsidiada, todavía no reemplaza los hidrocarburos fósiles. El petróleo es todavía el elemento más versátil y con el precio más bajo.

Publicado por Roberto García-Solórzano

Petróleo sin Riegos