La fruta cede terreno y el petróleo avanza, pero ¿quién controla?

Mientras la actividad frutícola de la región sigue en caída libre, entre las filas de manzanos y perales emerge portentosa la industria del petróleo. Así, la fruta parece ceder lenta pero inexorablemente ante el avance de los hidrocarburos. Pero la pregunta clave es: ¿hasta qué punto esta convivencia se puede dar en términos amigables?

Mucho se ha discutido ya sobre la posible “convivencia” entre ambas actividades económicas, pero la montaña de interrogantes sigue creciendo. ¿Su eventual viabilidad es real en la práctica?, ¿qué efectos causa en suelos productivos?, ¿en enclaves urbanos?, ¿cuál es o será el impacto futuro? Y la pregunta del millón: ¿Quién controla?

Expertos de diversos sectores y referentes del ámbito productivo, económico, académico y profesional de Río Negro y Neuquén consultados, opinaron sobre el desarrollo paralelo de fruticultura y petróleo y explicaron técnicamente por qué la famosa “convivencia” hoy no va de la mano con la realidad.

“Estas dos actividades requieren de insumos –algunos comunes y otros no– y compiten por un mismo sitio geográfico, mano de obra, recurso hídrico, red de desagües y energía entre otros y requieren de un sistema de elementos estructurales y no estructurales diferentes, lo cual las hace actividades de difícil coexistencia en la medida que estos elementos se configuraran para una u otra actividad”, dijo el ingeniero Federico Horne, PhD, profesor titular del Área de Recursos Hidráulicos y director del Instituto de Tierras, Agua y Medioambiente (Itama) de la UNC.

Read More…

Petrolnews

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario