Pemex prevé una menor producción de crudo en 2017

469

Para 2017, la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) contempla una producción de crudo por debajo de los dos millones de barriles diarios, originado principalmente por el declive de los yacimientos petroleros como Cantarell y la postergación de proyectos.

De acuerdo con información de la empresa, al cierre de este año se espera una explotación promedio de un millón 944 mil barriles por día, cifra que representa una reducción de 9,7% en comparación a los dos millones 153 mil barriles del año pasado.

Las proyecciones de Pemex muestran que será en 2018 cuando comience a incrementarse la extracción de crudo, principalmente por la migración de contratos sin socio que le darán beneficios fiscales, así como los farm outs que están siendo licitados.

El plan de negocios de Pemex ha puesto como su principal objetivo el desarrollo de las asignaciones petroleras que le son rentables después de impuestos y cuyo costo de extracción sea el adecuado, bajo el contexto actual de los precios del crudo en los mercados internacionales.

Sin embargo, a fin de lograr mayores objetivos, ya se cuenta con un proyecto agresivo para alcanzar el mayor número de farm outs posibles.

De esta forma, en 2018 se espera una extracción base de un millón 811 mil barriles diarios, a los cuales se sumarán 195 mil barriles más por día con el escenario mejorado para un promedio total de dos millones de barriles.

El volumen de extracción con dicha estrategia se irá incrementando de manera gradual en los siguientes años,  conforme las empresas ganadoras en los farm outs comiencen a implementar las inversiones y planes de desarrollo de largo y mediano plazo.

De tal forma que hacia 2021, aun cuando la producción base será de apenas un millón 880 mil barriles, se estarán incorporando 316 mil barriles más, para un total de dos mil 196 mil barriles diarios.

Con dicho escenario se busca el “desarrollo de campos rentables para el país y que, bajo condiciones fiscales similares a las privadas, también sean rentables para Pemex después de impuestos. Los ingresos incrementales de la producción serán compartidos entre Pemex y el gobierno federal”.

Hasta ahora, la empresa productiva del Estado ya concretó, con la australiana BHP Billiton, el primer farm out para el desarrollo del área Trion en aguas profundas del Golfo de México, cuya primera producción se espera que sea para  2023, para el que se estarán ejerciendo inversiones por US$11 mil millones.

Actualmente está en proceso el segundo proyecto para los campos Ayin-Batsil, que se llevará a cabo en octubre de este años,  cuyo desarrollo requerirá de inversiones por US$4.200 millones.

Con información de Excelsior.com.mx