Producción de crudo de EE. UU. marcaría récord por auge de esquisto

1319

Los pronósticos de producción de crudo de Estados Unidos continúan subiendo a medida que los campos de esquisto y los pozos petroleros en alta mar entran en funcionamiento.

La Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) del país dijo que la producción nacional promediaría 9,22 millones de barriles diarios en 2017, frente a 9,21 millones proyectados en marzo, según su informe mensual Perspectiva de energía a corto plazo publicado el martes. Se prevé que la producción aumentará a un máximo histórico de 9,9 millones de barriles diarios en 2018, frente a 9,73 millones de barriles estimados el mes pasado.

Las empresas estadounidenses están impulsando la inversión después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otras 11 naciones acordaron recortar la producción a partir de enero para aliviar el exceso de suministro mundial.

El conteo de plataformas petroleras activas se ha más que duplicado desde mayo a 672 la semana pasada, según Baker Hughes Inc. La producción de crudo de EE. UU. subió a 9,2 millones de barriles diarios en la semana terminada el 31 de marzo, la mayor cantidad desde enero de 2016, según datos de la EIA.

“La tendencia es muy a favor de más producción de petróleo de EE.UU.”, dijo Tim Evans, un analista de energía de Citi Futures Perspective en Nueva York, por teléfono. “Es una cuestión de cuánto. Seguimos viendo más plataformas petrolíferas y las estimaciones semanales de la producción estadounidense han superado los pronósticos”.

Los gastos de capital de 44 compañías petroleras en el país se incrementaron en 4.900 millones de dólares entre el cuarto trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016, según la EIA. “Se espera que la producción de crudo estadounidense sea más alta durante los próximos dos años de lo que se había previsto”, dijo el administrador interino de la EIA, Howard Gruenspecht. Se prevé que la producción del próximo año “llegue a 9,9 millones de barriles por día, superando el nivel récord anterior de 9,6 millones de barriles diarios alcanzado en 1970”.

El aumento de la producción de crudo estadounidense pesará sobre el valor relativo del crudo West Texas Intermédiate, la referencia estadounidense, dijo la agencia. El WTI promediará 52,24 dólares por barril en 2017 frente a la estimación de marzo de 53,49 dólares, según el informe. Se proyecta que los precios subirán a 55,10 dólares el próximo año.

El crudo Brent, el punto de referencia para más de la mitad del petróleo mundial, se proyecta a un promedio de 54,23 dólares este año, una disminución de la estimación anterior de 54,62 dólares.

La demanda mundial de petróleo aumentará a 98,16 millones de barriles diarios este año, mientras que la producción avanzaría a 98,31 millones. El consumo se elevará a 99,79 millones de barriles diarios en 2018, mientras que la producción subirá a 100,18 millones.

Con información de Bloomberg