¿Por qué ha bajado el auge petrolero en Brasil?

Las grandes compañías petroleras tenían grandes planes para Brasil, pero no se nota al observar la exploración marina del país en la actualidad.

Luego de que se descubriera crudo en la formación presal frente a la costa de Río de Janeiro, productoras como BP Plc y Total SA se mostraron dispuestas a inundar Brasil con miles de millones de dólares en inversiones. Para el país, eso pareció anunciar una era sin precedentes de riqueza petrolera. Nueve años después, la promesa sigue sin concretarse: la española Repsol SA y China Petrochemical Corp. son las únicas compañías extranjeras que operan en una plataforma de perforación offshore.

¿Qué sucedió? Si bien la caída de los precios del crudo y una investigación por sobornos son parte de la cuestión, los funcionarios brasileños que no lograron licitar suficientes licencias de exploración y retrasaron las aprobaciones mediante burocracia también hicieron su aporte para que el auge no se concretara, según Joao Carlos de Luca, un miembro del lobby IBP que representa a productoras locales y extranjeras en Brasil.

“Brasil tiene riquezas subterráneas espectaculares, pero en la superficie no pudo crear las reglas adecuadas”, dijo de Luca por teléfono desde Río de Janeiro.

Hace dos años, Brasil tenía 40 torres de exploración offshore de petróleo y gas. En la actualidad hay 21, según datos de Baker Hughes Inc.

Única torre exploradora no estatal

Ocean Rig Mylos, un barco explorador de la empresa conjunta Repsol Sinopec contratado a Ocean Rig UDW Inc. para explorar en busca de petróleo unos 200 kilómetros (125 millas) al este de la costa de Río, es el único que no opera la estatal Petróleo Brasileiro SA, o Petrobras.

Eso se debe en parte a que incorporarse a proyectos encabezados por Petrobras era la única forma de ingreso al área presal en el marco de reglas destinadas a asegurar que el país conservara el control de la bonanza económica que esperaba.

Ahora la compañía se esfuerza por reducir el gasto y aproximadamente la mitad de sus torres offshore están ociosas, lo que comprende las asociaciones con BG Group Plc y Galp Energia SGPS SA.

“Tenemos un cliente dominante con grandes problemas”, dijo Paulo Martins, que está al frente de Abespetro, un grupo de lobby que representa a 50 compañías de servicios petroleros en Brasil, durante una entrevista realizada en Río de Janeiro. “Podemos sobrevivir a corto plazo, pero no saldremos ilesos”.

 

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario