Producción petrolera argentina cayó 13% en un año

430

Según datos del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), la extracción promedió en abril –el último mes publicado- los 72.021 metros cúbicos diarios (m3/d) del hidrocarburo, un 13,4% menos que en el mismo mes del año pasado, cuando se produjeron 82.817 m3/día de crudo. La producción de gas se mantuvo prácticamente invariante (+0,26%).

La del petróleo es la baja interanual más pronunciada en los últimos 10 años. Y es el correlato de la política de convergencia de los precios domésticos del crudo con la cotización internacional del barril. En los hechos, eso implicó una reducción del precio interno del barril, que hoy se paga cerca de US$ 55,70 en el caso del crudo Medanito de la cuenca Neuquina y US$ 47,20 el Escalante del Golfo San Jorge.

Son números que reflejan una baja del 10% con relación a los precios vigentes durante el año pasado. Con todo, tanto el Medanito como el Escalante son todavía más caros que el Brent (Europa), que hoy cotiza a US$ 47,23 y el WTI (EE.UU.), que se paga por debajo de los 45 dólares. Eso quiere decir que muy probablemente el precio interno del barril continúe depreciándose en los próximos meses.

“Existe un acuerdo firmado bajo el paraguas del Gobierno que establece un tope para el barril criollo durante el semestre. El precio del Medanito está topeado en US$ 55 para el segundo semestre y el del Escalante, en 47 dólares.

Pero aún así, con un precio internacional tan bajo en torno a los 45 dólares, el propio mercado presionará a la baja de los precios locales”, analizó el gerente de una empresa productora de la cuenca Neuquina ante la consulta de EconoJournal.

Frente a ese escenario, las petroleras recortaron la cantidad de equipos de perforación dirigidos a la producción de petróleo. A abril de este año estaban activos 63 equipos de perforación en todo el país; un 30% menos que en el mismo mes de 2016 (83 unidades de drilling).

La baja se sintió con mayor fuerza en los campos maduros de petróleo del Golfo San Jorge. YPF, el mayor productor de hidrocarburos del país, desafectó más de 10 equipos torre en el norte de Santa Cruz porque, con este precio del crudo, ya no es rentable la extracción de petróleo en campos históricos como Las Heras, Cañadón Seco y Los Perales. La compañía controlada por el Estado produjo en abril 32.269 m3/d de petróleo, un 12,2% menos que en 2016, según cifras publicadas por el IAPG.

La baja es una constante en toda la industria. Pan American Energy (PAE), el segundo jugador del mercado, perdió un 4,91% de su producción de crudo. La oferta de crudo de Pluspetrol, tercero en el ranking, con base en la cuenca Neuquina, también se desplomó: cayó un 15 por ciento. Y la de la china Sinopec, cuarto en la nómina, cayó un 10,2%.

Con información de Econojournal