Argentina: Protestas petroleras generan pérdidas y hacen inviable producir petróleo en Santa Cruz

646

La radiografía pertenece a un informe realizado por una de las empresas del sector, que determina que los distritos dejan de percibir en forma directa u$s 270.000 en los rubros de regalías y de la percepción del impuesto a los Ingresos Brutos.

Pero a ello se suma además que, una vez terminada la huelga, las provincias pierden otros u$s 177.000 por el tiempo que demora un yacimiento en recuperar su nivel de actividad, y otros u$s 167.000 por el costo de oportunidad perdido durante el parate en la producción.

El relevamiento sobre la industria petrolera, donde tras seis meses de haber sido anunciado el acuerdo de productividad del sector no se cumple en su totalidad, puso de manifiesto así que la persistencia de conflictividad laboral obstaculiza la llegada de inversiones y resta recursos a las provincias.

La producción petrolera en la provincia de Santa Cruz se está tornando “inviable” por los “altos costos y la explosiva situación social” de esa provincia que la vuelven “imprevisible”, advirtió ayer el directivo de la empresa china Sinopec, José Esteves.

Sinopec es una de las más grandes del mundo, con vocación de invertir en la Argentina, pero quiere encontrar a alguien que la escuche para poder desarrollar su plan de inversiones de 30 ó 40 años pero la actual coyuntura es compleja y por eso tuvimos que bajar el ritmo de la inversión, como lo hacen otras compañías”.

Las petroleras adjudicaron la caída en la producción de hidrocarburos, que entre enero y mayo se ubicó entre las más bajas de los últimos 36 años, a la permanente conflictividad gremial, los bajos precios internacionales y los fenómenos climáticos.

Añadió Esteves: “yo entiendo que los reclamos salariales son justo, pero no están en línea con la industria y se gana tres o cuatro veces más que en otros países”.

En Santa Cruz temen que las operadoras aprovechen la oleada de conflictos laborales de la UOCRA para levantar equipos de los yacimientos.En Santa Cruz temen que las operadoras aprovechen la oleada de conflictos laborales de la UOCRA para levantar equipos de los yacimientos

Según fuentes del sector, el punto que genera más conflictos es el artículo 12, que establece las dotaciones necesarias para los equipos de fractura en 16 personas, de las cuales 13 deben ser petroleros de base y 3 jerárquicos. En cambio, el sindicato pidió que se revise esa cifra para que sean 19 operarios, 16 petroleros de base y 3 jerárquicos.

Para finalizar dijo que a eso se suma que tienen “altos costos, un contexto internacional muy difícil y nosotros lo complicamos más todavía con los conflictos sociales, el gobierno de Santa Cruz debería hacer algo, llamar a un consenso para que la industria no se vea perjudicada”.