Grandes petroleras reportan ganancias en segundo trimestre

610

Exxon Mobil Corp, el mayor productor de petróleo del mundo que cotiza en bolsa, dijo el viernes que sus ganancias trimestrales casi se duplicaron por los crecientes márgenes de sus operaciones fuera de Estados Unidos, pero los resultados incumplieron las expectativas de Wall Street, ya que las acciones de la empresa con sede Irving, Texas, caían cerca de 2,8 por ciento en las primeras operaciones de Wall Street.

Por su parte la petrolera estadounidense Chevron volvió a reportar ganancias trimestrales el viernes, ayudada en buena parte por un fuerte repunte de su producción de crudo y gas tras el aumento de los precios y una baja en sus costos y sus acciones subían 1,6 por ciento a 107,8 dólares a las 1343 GMT en la bolsa de Nueva York.

Los proyectos en los que Chevron Corp ha estado trabajando por años empezaron a concretarse y permitieron a la petrolera avanzar desde la inversión en construcción para beneficiarse del márketing y las ventas.  La compañía tuvo una utilidad neta del segundo trimestre de 1.450 millones de dólares, o 77 centavos de dólar por acción, que se compara con una pérdida neta de 1.470 millones de dólares, 78 centavos de dólar por papel, registrados en el mismo periodo del año anterior.

Por el lado de Exxon su cartera en Estados Unidos, que incluye sus proyectos de esquisto, perdió dinero, pero las operaciones globales de gas y petróleo de la empresa registraron un aumento del 69 por ciento en sus ganancias.  La compañía vendió más gasolina y querosen en el trimestre, pero las ventas de productos químicos cayeron debido en parte a costos de mantenimiento y unos márgenes débiles.

Esto sucede  en momentos en que Exxon lucha con sus accionistas y otros sectores por los problemas vinculados al cambio climático. Los accionistas de Exxon aprobaron en mayo una resolución en que piden a la compañía emitir un informe sobre cómo el cambio climático afecta las operaciones. La votación, que no era vinculante, se aprobó con el 62 por ciento de los votos emitidos y fue una inusual derrota para la gerencia de Exxon.