Las finanzas y las fuertes caídas de los precios del petróleo

Hasta el día de hoy los precios del petróleo han bajado mucho más del 18% en comparación con principios de 2017.  La producción de petróleo ha aumentado en países como Libia y Nigeria, que adicionalmente han sido eximidos de recortar su producción en el acuerdo efectuado por los países miembros de la Opep y algunos No Opep que se sumaron al acuerdo y que hasta ahora han decidido mantener hasta Marzo de 2.018

Naturalmente, además de la producción “objetivo” en Arabia Saudita, el suministro de petróleo aumentó en 720.000 barriles diarios en todo el mundo, incluyendo 340.000 barriles diarios en los países de la OPEP en junio pasado.

Los inventarios mundiales de crudo se mantienen altos, lo que indica que ese acuerdo hasta ahora no ha rendido los frutos esperados.  Sin embargo, ¿cuál es la razón de la persistente tendencia a la baja de los últimos meses? Muchas veces los precios del petróleo más bajos (siempre bienvenidos por los consumidores) se acreditan con los avances de la tecnología. Como resultado, los avances en las eficiencias del mercado en lo que a las finanzas se refiere, por decirlo de alguna manera, son responsables de la reciente disminución de los precios del petróleo y que estos no hayan podido ir mucho más allá de los 50 dólares el barril.

Resultado de imagen para grandes campos petroleros de oriente medio

Marco General

Hasta hace unos años, el mundo estaba dependiendo de la producción de algunos campos de petróleo muy grandes para la mayor parte de su oferta de petróleo. La mayor parte de los campos petrolíferos convencionales mayores que todavía se explotan hoy en día se encuentran en el Medio Oriente, bajo el control de los países alineados con la OPEP.

El petróleo fue extraído de estos campos utilizando “tecnologías convencionales”. Desde un punto de vista técnico, todos los campos convencionales se comportan de manera similar y tienen una tasa de agotamiento similar. Además, se necesitan enormes inversiones (a veces en miles de millones) para descubrir y prospectar tales campos convencionales, pero la bonanza de los pagos valían la pena cuando los precios del petróleo rondaban los 100 dólares el barril.

Si vamos más allá en cuanto a rentabilidad, algunos pozos contienen miles de millones de barriles de crudo como reservas. Por supuesto, no todas las reservas pueden ser extraídas. Es por eso que los expertos en petróleo plantean “estimaciones potenciales” mientras hacen la evaluación de los pozos por necesidad económica.  Son estas reservas de petróleo “probadas”, junto con los precios del petróleo, con las que trabajan las empresas, ya que los proyectos con una gran inversión suelen tardar décadas en retornar su inversión.

Recordemos aquí que estamos tratando con variables, y una de ellas es una “variable” muy costosa.  Las compañías petroleras gastan mucho, en términos de dinero, mano de obra, tiempo y energía para recibir un lucrativo beneficio futuro. Invirtamos dos dólares, saquemos cinco.  Era bastante simple, cuando se pones de esa forma.  Todo esto sólo fue posible siempre que los inversionistas estuviesen dispuestos a apostar grandes fondos en el resultado positivo de la exploración de petróleo en algunos casos en los lugares menos amistosos del mundo.  Y sabemos lo sostenible que es eso.

Por otro lado, hay lugares en el mundo con un montón de petróleo en el suelo y lo que lo saca de la tierra es el financiamiento.  Sin financiamiento se quedará depositado allí. Por ejemplo, Arabia Saudita tiene reservas probadas de alrededor de 265 mil millones de barriles o el 22 por ciento de las reservas probadas del mundo. Ahora, la extracción de estas reservas es otra cosa, en su conjunto.

Las reservas de petróleo se definen como “la cantidad de petróleo que se puede recuperar técnica y económicamente”, en contraposición a “los recursos petroleros” que denota la cantidad de petróleo en el suelo, independientemente de las condiciones del mercado. Por lo tanto, cuando se lee la disminución de las reservas de petróleo, no significa que el petróleo se evapora con la espiral descendente de los precios. En cambio, es sólo que el petróleo, aún en el suelo, se ha convertido económicamente inviable para extraer cuando los precios del petróleo caen. Y echando un vistazo al precio del petróleo por debajo de los 50 dólares el barril. ¿Por qué alguien financiaría algo que proporcionara tan escasas ganancias?

Bueno, hoy parece que algo de ese petróleo se podría dar por perdido y en base a ello ya alguna petroleras de las más importantes del mundo están tratando de adecuar su presupuesto de inversión a precios “siempre bajos” de aquí en adelante, vea nuestro artículo:  La petrolera Shell se prepara para precios del petróleo “por siempre bajos”.

Imagen relacionada

El dinero abandona proyectos a largo plazo

El hecho es que, debido a la volatilidad de los precios del petróleo, el mundo de la inversión está renunciando a los grandes fondos necesarios en proyectos ambiciosos en favor de pozos fracked más modestos con una producción casi inmediata y un retorno de la inversión favorable.  El fracking, la tecnología por la cual el crudo se extrae de la pizarra, ha cambiado el paisaje de la energía de los Estados Unidos.  Hemos visto como el fracking ha permitido que la producción de petróleo suba un 10% desde mediados de 2016 hasta 9.34 millones de barriles diarios.

Esto es sombroso teniendo en cuenta que el fracking contribuyó con menos del 2% a la producción de petróleo de los Estados Unidos en el año 2000.  En segundo lugar, la adición de plataformas de perforación ha visto una seguidilla de 24 semanas de aumento constante en el número total de equipos de perforación hasta llegar a 763, el más alto que hemos visto desde abril 2015.   Y esto parecer ser sólo la punta del iceberg en la historia del petróleo de esquistos.

Con bases sólidas, todos los signos apuntan a la hipótesis de que la producción de petróleo seguirá aumentando en los Estados Unidos.  Según estimaciones las exportaciones de crudo de Estados Unidos alcanzarán los 2.25 millones de barriles diarios en 2020, lo que le colocará a la par de Kuwait y Emiratos Árabes Unidos.  Es decir, todo está listo para hacer crecer la producción cuatro veces los niveles de 2016.

Entonces, ¿por qué no apostar por eso? A partir de ahora, las exportaciones de los  Estados Unidos están alrededor de 500.000 barriles de petróleo al día y en aumento.  Y las ganancias suelen ser reinvertidas o pagadas como dividendos no gravados a los inversionista.   Así que se entenderá cómo, por el contrario, que el modelo económico de los recursos petroleros convencionales del Golfo, por ejemplo,  parece un poco más arriesgado.

Bien, tiene sentido económico para los inversionistas desviar fondos de la exploración de Oriente Medio a las costas de los Estados Unidos y a otras regiones con una mejor perspectiva a largo plazo.  Que lo estén haciendo es algo a tener en cuenta.  De hecho, esto incluye no sólo a inversionistas estadounidenses y occidentales, sino también a inversionistas de Oriente Medio y Arabia Saudita.

Estados Unidos en buena medida, ha fortalecido la infraestructura con respecto a los proyectos de energía. Todo ahora es diferente a le época cuando la exportación de crudo fue prohibida en los Estados Unidos. Derivando a través de los oleoductos, el petróleo de esquisto ha traído un cambio sísmico con respecto a cómo vemos la energía en el país del norte. El Shale explica el aumento de la producción de petróleo.

¿Por qué los inversores no van a utilizar su sabiduría al olfatear una oportunidad de ganar?

Después de todo, es sabido que las inversiones incrementales más pequeñas ayudan a cubrir los riesgos.  Así, la inundación de dinero nuevo en proyectos con resultados inmediatos ha dado lugar a una renovada oferta excesiva de petróleo fresco de los Estados Unidos.  Esta es la razón por la que los precios disminuyeron de manera significativa.

Resultado de imagen para estados unidos fracking

EEUU gana, Oriente Medio pierde

Mientras que las cuentas de los  Estados Unidos crece con el aumento del número de plataformas y de producción, la industria petrolera en el Oriente Medio está lidiando con la baja inversión. De haber estado en billones, la falta de inversión podría regresar a lo que era la oferta hace una década. No olvidemos que la exploración petrolera es un desarrollo a largo plazo en el que una década es corta. ¿Por qué se alejan los inversores?

Los inversionistas occidentales simplemente no están dispuestos a invertir en el Medio Oriente, una región que consideran cada vez más como un “caso económico” con un futuro sombrío. La falta de grandes nuevos descubrimientos, la profusión de pozos maduros, las incertidumbres políticas son sólo algunas de las razones.  Por otro lado, sin inversión, es seguro que los nuevos descubrimientos serían difíciles de conseguir también.

En un movimiento inteligente, los propios sauditas han invertido mucho en activos energéticos estadounidenses en lugar de desarrollar sus propios recursos. ExxonMobil y Saudi Basic Industries (SABIC) están preparadas para construir un proyecto petroquímico en la costa del Golfo de los Estados Unidos. El acuerdo de inversión de varios billones de dólares incluye una galleta de vapor Ethane con un peso de 1,8 millones de toneladas y unidades derivadas.

La inversión del Grupo Blackstone es otro acuerdo significativo.  Arabia Saudita ha comprometido 20 mil millones de dólares a un fondo creado por el grupo, el fondo de infraestructura de Blackstone.   Punto a señalar es que la inversión primaria del fondo se encuentra en los Estados Unidos.  Es seguro decir que los sauditas saben dónde invertir cuando su mercado interno es menos favorable.

¿Cómo está viendo Arabia Saudita todo esto?

El director general de Saudi Aramco, Amin Nasser predice una escasez de petróleo, ya que la caída de la inversión no compensa el agotamiento. Ya la mayoría de los países del Medio Oriente están confiando en sus fondos de riqueza soberana para compensar el déficit público causado por los bajos precios del petróleo y la pérdida de los ingresos petroleros.  De hecho, la OPEP cortó la producción a principios de este año para asumir los desafíos planteados por el petróleo de esquisto.  Sin embargo, con un terrible retrogusto, el movimiento hasta ahora ha resultado inútil.  Ahora, la OPEP reconoce la demanda de que su petróleo caiga en 60.000 barriles diarios este año debido a la pizarra. El petróleo, la línea de vida del Medio Oriente se enfrenta a problemas existenciales.

Estados Unidos está ganando, pero ¿pueden los estados del Golfo detener la pérdida?
Inversionistas con tímidos proyectos petroleros en estados del Golfo

Nasser, el CEO de la estatal Saudi Aramco  ha declarado que la falta de inversiones en campos de petróleo convencionales fue causada de que  el petróleo no convencional y el gas de esquistos colocaran al mercado al borde del colapso.  Además, estas declaraciones no están ayudando a la OPI de su compañía establecida para 2018, que podría utilizar más ayuda para atraer a los inversores.  Además, la tasa impositiva del 85% a la que la compañía petrolera estatal está sometida en Arabia Saudita es una venta difícil por todos los parámetros.

De hecho, la salida a bolsa de esta empresa de un billón de dólares, considerada como “la más grande de la historia”, no podría haber llegado en un peor momento dado que el Reino en pocas palabras logró perder el control de la OPEP. Para cortar la historia, fue el plan maestro de Arabia Saudita que obligó a la OPEP a reaccionar exageradamente en la reducción de la producción de petróleo para impulsar los precios del petróleo que eventualmente culminaron en Arabia Saudita perdiendo cuota de mercado y la OPEP perdiendo influencia.

Últimamente, Arabia Saudita incluso se ha vuelto contra su antiguo aliado Qatar, lo que llevó a Qatar a tomar represalias con revelaciones perjudiciales sobre el papel de los saudíes en financiar el terrorismo en Siria. No parando allí, el reino está funcionando con sus reservas de efectivo mientras que firma 100 mil millones dólares en repartos de los EEUU.

Los inversores están dudosos acerca de un montón de cosas cuando se trata de la salida a bolsa. Muchos analistas dudan de si la OPI vale la pena que promocione dos billones de dólares.  Los ingresos de Aramco contribuyen al presupuesto operativo del Reino para que los inversionistas se cuiden de las ramificaciones políticas. La reclamación de Aramco a 260 mil millones de barriles de petróleo recuperable es uno de ellos. Pero esa no es la razón más importante: los inversionistas sauditas también están dejando a Arabia Saudita para invertir en la industria petrolera estadounidense.

Esto realmente da a Saudi Aramco el atractivo de un barco que se hunde. El mayor exportador de crudo del mundo está cediendo terreno para decretar un fuerte recorte de la producción de petróleo con el fin de apuntalar el bajo precio global del petróleo, haciendo que el Reino pierda rápidamente cuota de mercado e influencia sobre otros miembros de la OPEP.

Esto nos hace volver a la pregunta de cómo Oriente Medio puede marear la pérdida, se trata de volver a lo básico. Ahora que el dinero en efectivo es difícil tenerlo en el bolsillo, la industria tiene que repensar, comprender y optar por una mejor planificación y tecnología para aumentar la eficiencia en cada proyecto que lo conduzca al beneficio que atraiga a los inversionistas.

Para concluir, obviamente es el financiamiento el que saca el petróleo de la tierra. Cuando la inversión se seca, el petróleo no brota del suelo.  Con los precios del petróleo lentos lo que tenemos en la mano son especuladores cautelosos y excesivamente cautelosos. ¿Quién recibe el pastel?

Ahora mayormente el gran dinero se está apostando al fracking estadounidense en lugar de la exploración convencional en los Estados del Golfo, y eso incluye inversionistas de Oriente Medio. Dado que los proyectos del Golfo no se renovarán a un ritmo sostenible, estos son cambios a largo plazo que están remodelando la industria para siempre.

 

Tagged:
La Comunidad Petrolera
About the Author

Todas las noticias del mundo del petróleo y la energía en español en un solo lugar.

Deja un comentario