Refinería de Shell en Rotterdam sufre gran incendio

701

Un fuerte incendio declarado esta madrugada a causa de un cortocircuito obligó a cerrar parte de la refinería de la empresa angloholandesa Shell en Rotterdam (Holanda), considerada la más grande de esta compañía en toda Europa. La refinería tiene la capacidad de refinar poco más de 400.000 barriles de crudo diarios

El incendio se declaró pasadas las 03:00 hora local (01:00 GMT) y alcanzó al menos tres de las 60 fábricas que tiene la refinería, según confirmó un portavoz de la compañía a la prensa holandesa.  De acuerdo con la radiotelevisión pública NOS, las llamas no han provocado heridos.

El fuego habría sido consecuencia de un cortocircuito en una estación de alto voltaje, según un portavoz de seguridad, aunque la compañía no confirmó esta información y aseguró que aún está investigando si esta fue la causa real.

Debido a la alta tensión, el cuerpo de bomberos no pudo entrar directamente en la estación de voltaje y apagar el fuego, lo cual complicó las labores de extinción.  Los bomberos lograron controlar el incendio antes de las 06:00 hora local (04:00 GMT). El cierre llevó a Shell a quemar los excesos de gases en la planta, un proceso conocido como quema de gas residual. La medida generó enormes llamas.

Thijs van Velzen, portavoz de Shell, indicó que el fuego inició el sábado por la noche y fue extinguido para el domingo por la mañana. No hubo heridos, aunque se negó a comentar sobre las implicaciones económicas del cierre.

Se desconoce cuándo la refinería volverá a funcionar en su totalidad, aunque el portavoz de Shell afirmó que se podrían necesitar días hasta reparar los daños.