Jefes petroleros ven con preocupación como la recuperación de los precios no se vislumbran hasta después del 2020

643

 

Tres años después de la mayor recesión petrolera en una generación, los jefes de la industria ven la recuperación de los precios muy lejos todavía.

Podría llegarse fácilmente hasta el final de la década para que regresen los buenos tiempos a una industria que ya ha sufrido una depresión más larga de lo que la mayoría de la gente esperaba, según el presidente de Total SA, Patrick Pouyanne, y el jefe de Weatherford International Plc, Mark McCollum. Los ejecutivos que se reunieron en el Congreso Mundial del Petróleo en Estambul dijeron que todavía están enfocados en la reparación de las maltratadas finanzas y el reajuste de sus operaciones para resistir precios bajos.

Inclusive países pequeños como Bolivia se han visto obligados a reducir su nómina petrolera como hace pocos días anunció el Presidente Evo Morales en relación al recorte de personal de la empresa petrolera nacional YPFB.

“En términos de la magnitud del daño esto es, con mucho, la peor” recesión de la industria, dijo McCollum. Puede tardar hasta 2020 para que el crecimiento de la demanda se acelere lo suficiente, o para que surja una brecha de oferta que los productores de los Estados Unidos no puedan llenar. “Es entonces cuando el precio comenzará a subir. Hasta entonces se siente muy tenue.

Eso es un cambio enorme desde el último Congreso Mundial de Petróleo en Moscú en 2014, cuando la gente especulaba que el petróleo podría subir tan alto como hasta 125 dólares después de que el precursor del Estado islámico secuestrara partes del norte de Irak. Tres años después, Irak ha expulsado a los extremistas islámicos de la ciudad de Mosul, pero la industria de esquisto de los Estados Unidos que provocó la caída a menos de 30 dólares ha sobrevivido y prosperado.

A pesar de que la OPEP frena la producción, bancos como Goldman Sachs Group y BNP Paribas SA están recortando sus previsiones de precios para los próximos años.

Nuevo Normal

“Bajar por más tiempo es lo nuevo normal”, dijo Lorenzo Simonelli, CEO de Baker Hughes Inc., en Estambul. La exploración se ha ralentizado y los productores fuera de las áreas de esquisto en los EE.UU. no están aumentando el gasto, dijo.

Exxon Mobil Corp. está debatiendo qué proyectos serán los más resistentes a medida que continúe la crisis de precios, dijo Stephen Greenlee, presidente de la unidad de exploración de la compañía, en la conferencia. El CEO de BP Plc, Bob Dudley, dijo que su compañía tenía su “plato lleno” con la lista actual de proyectos en medio de una abundancia de suministro.

El crudo Brent, el punto de referencia internacional, cotizaba por alrededor de 51 dólares hoy, menos de la mitad del nivel de hace tres años. Dinesh Kumar Sarraf, presidente de la estatal Petróleo y Gas Natural de India, dijo que las empresas deben aprender a vivir con esto e incluso estar preparados para un “precio más bajo para el petróleo”.

“Como empresas debemos mantenernos muy disciplinados sobre el gasto y no asumir que el precio subirá”, dijo Dudley de BP. “Los años de 100 dólares de precios del petróleo resultarán ser una aberración. Solíamos ganar dinero a 40 dólares el petróleo, solíamos ganar dinero a 25 dólares el petróleo “.

Preocupante perspectiva

Dudley, que estaba entre los primeros jefes de Big Oil en predecir el descenso, duraría más de lo esperado, y verá destellos al final del túnel. Los precios eventualmente subirán a medida que la demanda sobrepase la oferta y erosione los inventarios sobrecargados.

“Estará más bajo por más tiempo, pero no más bajo para siempre”, dijo en una cena de la industria en Estambul.

El colapso de los precios mató alrededor de 1 billón de dólares en potenciales inversiones en energía y se están descubriendo menos depósitos, dijo el presidente ejecutivo de Saudi Arabian Oil Co., Amin Nasser. La perspectiva de los suministros es “cada vez más preocupante” y la compañía invertirá más de 300.000 millones de dólares en la próxima década para mantener su capacidad de producción de petróleo de repuesto para que pueda ayudar a llenar el déficit inminente, dijo.

Tarde o temprano el mercado se pondrá al día con la disminución en el gasto, dijo Mark Richard, vicepresidente senior de desarrollo de negocios globales y marketing de la gigante de servicios petroleros Halliburton Co.

“No se puede tener un negocio sostenible sin inversión”, dijo Richard. “Se verá algún tipo de aumento en el precio del petróleo, quizás alrededor de 2020 o 2021.”

Eso no sería un acontecimiento bienvenido para los consumidores, para quienes la charla en Estambul no era de dificultades y supervivencia, sino de los beneficios de una oferta abundante.