Para revitalizar su industria petrolera Cuba busca inversionistas extranjeros

393

Cuba busca relanzar y atraer inversión extranjera a su industria petrolera, en particular en exploraciones y perforaciones en aguas profundas para reducir su dependencia de las importaciones de hidrocarburos que representan más del 50% de las necesidades del país, aseguró este miércoles un alto directivo del sector.

“Casi la mitad de la demanda energéticas del país están cubiertas por la producción nacional. Nuestro principal objetivo es aumentar ese porcentaje con la ayuda de empresas extranjeras en un futuro próximo “, dijo Roberto Suárez, director general de la Unión de Petróleos de Cuba (CUPET), en la inauguración de un foro de negocios sobre la industria petrolera y gas.

CUPET produce anualmente alrededor de 4 millones de toneladas de petróleo equivalente, que se utiliza principalmente en centrales termoeléctricas, mientras que el 97% de la producción de gas de la isla se utiliza también para la generación de electricidad y el consumo de viviendas.

La empresa estatal cubana junto con el Departamento de Comercio Internacional de Gran Bretaña auspician hasta el viernes la “Cumbre de Energía y Gas Cuba 2017” con la presencia de funcionarios de la industria petrolera de 150 compañías de 12 países.

Cuba no ha realizado grandes descubrimientos de petróleo desde 2002 y la empresa estatal ha podido mantener una producción estable debido a la constante optimización de los yacimientos petrolíferos que se están explotando.

“Las actividades fundamentales de exploración de petróleo de nuestra compañía se encuentran a lo largo de lo que llamamos el Cinturón Norte, que es el área donde se han realizado descubrimientos recientes. Esta zona está a unos 200 kilómetros al este de La Habana hasta la península de Hicacos “, señaló Osvaldo López, jefe de Exploración de CUPET.

En la zona, dijo López, es donde se llevan a cabo hoy las principales actividades productivas y se concentran importantes esfuerzos de exploración con grandes esperanzas de encontrar importantes reservas de petróleo.

“Estamos abiertos a la inversión extranjera en la zona dividida en 45 bloques con el fin de intensificar exploraciones en aguas someras y costa afuera”, afirmó.

La australiana Melbana Energy Ltd, una de las pocas compañías occidentales que trabajan en Cuba, dijo que identificó posibles reservas de petróleo en el Bloque 9 de esta zona que se combinan para un estimado de 8.200 millones de barriles.

“Somos muy optimistas y esperamos que a mediados de 2018 nuestra empresa pueda perforar hasta 2 pozos en este bloque donde creemos que hay grandes posibilidades de encontrar petróleo con fines comerciales”, dijo a Xinhua, Peter Strickland, director gerente de Melbana.

Strickland dijo que los estudios iniciales muestran que hay potencial para aproximadamente 600 millones de barriles en su bloque con fines comerciales.

“Es mucho petróleo, pero viene con riesgos y cada perspectiva puede tener éxito o no. No es hasta que perforaremos cuando vamos a descubrir si ese potencial es real o no”, dijo.

CUPET también está buscando socios para introducir nuevas tecnologías en su industria y continuar la exploración en aguas profundas en su Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Golfo de México.

Los expertos han indicado que esta área de 112.000 kilómetros cuadrados tiene reservas estimadas equivalentes a 22.000 millones de barriles de petróleo.

Desde 1999, CUPET junto con compañías extranjeras han intentado sin éxito cuatro veces encontrar petróleo en esta área y actualmente un quinto intento de exploración en aguas profundas está a punto de comenzar.

En diciembre pasado, la compañía china BGP inició una serie de análisis sísmicos marinos para identificar áreas potenciales de exploración de aguas profundas en la ZEE de Cuba.

El sistema energético de Cuba ha dependido en gran medida desde 2003 del petróleo subsidiado de Venezuela, que alcanzó a enviar hasta 120.000 barriles diarios.

Sin embargo, la profunda crisis económica en esa nación sudamericana ha reducido los envíos de petróleo a alrededor de 55.000 barriles diarios y ha obligado al gobierno cubano a buscar alternativas.

Con información de Xinhua