Cementación para evitar la migración de gas (Segunda parte)

INCREMENTO DE LA DENSIDAD DEL LODO EN EL ESPACIO ANULAR

El incremento de la densidad del lodo de perforación encima de la columna del cemento, es otra técnica preventiva que se puede usar para ubicar la totalidad del perfil hidrostático desde la superficie hasta la profundidad final.

Este grafico muestra un pozo de 8000 fts con una densidad de lodo de 10 lbs/gal y una densidad de cemento de 15,6 lbs/gal. Si el pozo fuera cementado en esas condiciones, el flujo en el espacio anular se esperaría desde numerosos intervalos bajo los 6000 pies que es el tope del cemento. Esta ubicación de la línea sería suficiente para proveer un desbalance positivo hidrostático mínimo y consecuentemente prevenir la migración de gas en el espacio anular.

Incremento de la densidad del lodo en el espacio anular

El factor más importante a tenerse en cuenta, cuando se utiliza esta técnica, es la integridad de la formación. El uso de esta técnica tiene validez solamente si el pozo puede existir el efecto hidrostático adicional del aumento de la densidad del lodo. Si en pozo no puede existir la presión hidrostática total ejercida por esa columna, es probable que ocurran perdidas de circulación durante la cementación. Las perdidas pueden resultar en una migración del gas en el espacio anular y problemas de control de pozo potencialmente graves.

APLICACIÓN DE PRESION SUPERFICIAL EN EL ESPACIO ANULAR CEMENTADO

La capacidad de flujo de gas en el espacio anular puede también reducirse mediante la aplicación de una presión superficial sobre el espacio anular cementado inmediatamente después de la colocación del cemento. Esta presión aplicada, compensa la perdida de gradiente hidrostático del cemento que ocurre a medida que la lechada se fragua. Esta técnica de fuga de gas requiere la lechada se diseñe para adquirir resistencia tan rápidamente como sea posible después de su fragüe inicial.

Esta grafico muestra un pozo con potencial de gas en el espacio anular determinado debajo de los 7000 pies. Existe una zona de particular interés a los 7800 pies, se estima tener un desbalance de 100 psi en menos cuando la columna de cemento de 2000 pies se revierta a una gradiente hidrostática de su agua de mezcla.

Presión superficial en el espacio anular

Aplicando una presión superficial de 300 psi, la totalidad del perfil ajustado hidrostático lodo/cemento, se ubica hacia la derecha. Esta ubicación de la línea provee aproximadamente 200 psi de desbalance positivo a 7800 pies, reduciendo consecuentemente la capacidad de migración del gas.

Esto es imperativo de que la presión superficial sea aplicada inmediatamente después de cementar de tal manera que el gradiente de presión se transmita a lo largo de toda la longitud de la columna lodo/cemento. Una vez que la columna de cemento ha comenzado a tomar fragüe inicial y/o la columna de cemento ha comenzado a incrementar su fuerza de Gel, es dudoso que la presión pueda transmitirse a través de la columna de fluido en el espacio anular a la profundidad que hubiese sido necesaria.

Tagged:
Artículos Técnicos
About the Author

El mejor contenido técnico relacionado con el mundo del petróleo y la energía.

Deja un comentario