Cooperación petrolera de países del Golfo se complica por la crisis de Qatar

520

La alianza interna más poderosa de la OPEP, que integra a todos los grandes productores de petróleo del Golfo Pérsico, se está deshaciendo rápidamente.

A medida que se intensifica una disputa entre Arabia Saudita y Qatar que ya lleva seis meses, los miembros del Golfo en la OPEP tendrán que dejar de lado su costumbre de reunirse a puertas cerradas para acordar sobre las políticas del cartel antes de la reunión formal que se realiza dos veces al año, según fuentes del bloque.

“Solíamos tener un grupo de WhatsApp donde participaban todos los ministros y delegados del Golfo. Era una conversación bastante dinámica. Ahora está muerta”, dijo una fuente de alto rango de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Otras cuatro fuentes dijeron que no se ha producido un contacto oficial sobre las políticas de producción de crudo entre las naciones del Golfo Pérsico, en una agrupación también conocida como el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC por sus siglas en inglés).

El consejo incluye a miembros de la OPEP como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar, y a otras naciones que no pertenecen al bloque petrolero, como Omán y Bahréin.

La OPEP se reunirá el 30 de noviembre en Viena para decidir una posible extensión del acuerdo de recortes de producción de crudo, que expira en marzo.

Arabia Saudita, el país más influyente en la OPEP, y EAU suspendieron sus relaciones con Qatar en junio, acusándolo de respaldar al terrorismo y de alinearse con el rival regional, Irán. Doha rechaza las denuncias.

“Los ministros no pueden reunirse”, dijo otra fuente de la OPEP. “Ellos podrían pasar los mensajes a través de los ministros kuwaitíes y omaníes, pero los delegados de Arabia Saudita y de los EAU no pueden reunirse públicamente con los qataríes”, declaró.

En todo caso, la OPEP ha sobrevivido a peores crisis y operó incluso bajo presiones mayores, como la guerra entre Irak e Irán durante la década de 1980, la invasión iraquí a Kuwait en 1990 y los enfrentamientos entre Arabia Saudita e Irán durante la última década.

Ninguna de las fuentes de la OPEP sugirió que la crisis de Qatar afectará la esperada decisión del bloque de extender su beneficioso pacto de recortes de producción hasta fines del 2018, ya que casi todos los miembros del grupo están de acuerdo en que es necesario mantener la medida.

Pero es posible que los diálogos al interior de la OPEP se compliquen mientras persista la riña entre las naciones del Golfo, a pesar de los esfuerzos del cartel por establecer un frente unificado para estabilizar el frágil mercado del crudo.

Con información de Reuters