Gobierno mexicano eleva confianza en Pemex tras descubrimiento de nuevo yacimiento

387

Tras el hallazgo de un nuevo yacimiento petrolero tierra adentro en Veracruz la semana pasada, el gobierno mexicano mostró un voto de confianza a la actividad exploratoria de Petróleos Mexicanos (Pemex), al flexibilizar la información que la estatal debe presentar sobre las 101 asignaciones de este tipo que conserva hasta el 2019.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó que al concluir este periodo, la empresa sólo debe acreditar un hallazgo de tipo geológico en cada una de las áreas sin que éste sea de carácter comercial. Es decir, Pemex podrá demostrar dentro de dos años que encontró recursos prospectivos de hidrocarburos sin tener que invertir en su certificación como reservas para que el Estado no le quite las asignaciones de exploración que le concedió en la Ronda Cero.

Con sólo presentar que tuvo hallazgos de carácter geológico, que significa probar potencial petrolero en asignaciones, podrá presentar a la CNH el Plan de Evaluación de las áreas, que de ser aprobado le dará otros tres años para tomar decisiones sobre el desarrollo de los recursos, explicó el comisionado Héctor Acosta Félix.

Cabe recordar que en octubre pasado la Secretaría de Energía  (Sener) otorgó a Pemex dos años más para que avale los trabajos de exploración en estas 101 áreas, ya que conforme al transitorio de la Ley de Hidrocarburos de la reforma energética, contaba con dos años para demostrar que tenía capacidad de operar las áreas que le fueron asignadas en la Ronda Cero, por lo que el plazo se venció en agosto pasado, cuando la estatal se encontraba en incumplimiento de casi 70% de los trabajos debido a cuestiones presupuestarias, principalmente.

El pozo Ixachi-1 cuenta con un volumen original de más de 1.500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (bpce), lo que podría representar reservas totales de alrededor de 350 millones de bpce.

En la 57a Sesión Extraordinaria del órgano de gobierno del regulador se dio a conocer que dos empresas se sumaron a la cuarta licitación de la Ronda dos para 29 contratos de licencia en aguas profundas mexicanas: la empresa de grupo corporativo ruso Lukoil, que está autorizada para inscribirse, y la empresa China Offshore Oil Corporation, que ya está inscrita.

Entre las empresas inscritas están la australiana BHP Billiton, la inglesa BP, la estadounidense Capricorn Energy, la mexicana Citla Energy, la también estadounidense Chevron, la alemana que ya es socia de Pemex, Deutsche Erdoel y también del vecino del norte, ECP Hidrocarburos.

Además, otras gigantes globales como las americanas Exxon Mobil, las japonesas Inpex y Mitsui, Murphy, la hindú ONGC Videsh, Ophir, la malaya PC Carigali, PTT Exploration and Production, Qatar Petroleum, la holandesa Shell, la mexicana Sierra Nevada, la noruega Statoil y la francesa Total. En la misma sesión se aprobaron modificaciones a las bases de licitación de este concurso, así como para la asociación de Pemex en el área contractual Nobilis-Maximino, entre las que destacó que se ampliaron 10 días los distintos plazos de recepción de documentos, para que la apertura de propuestas y declaración de ganadores de ambas subastas se lleve a cabo el 31 de enero del próximo año.

Finalmente, se les otorgó la flexibilidad de no acreditar nuevamente su experiencia en este tipo de campos a los contendientes que deseen ser operadores, ya que realizaron este trámite desde su precalificación para la Ronda 1.4 y las bases de licitación de este nuevo concurso establecieron que se validarán los documentos presentados entonces.

Con información de El Economista de México