Mayor General Manuel Quevedo designado Ministro de Petróleo y Presidente de Pdvsa

504

En el programa Los Domingos Con Maduro, que emite Venezolana de Televisión y que conduce el presidente de la República, Nicolás Maduro, que fue transmitido este domingo con un nuevo formato, el primer mandatario designó al general Manuel Quevedo, de la Guardia Nacional, como presidente de Petróleos de Venezuela y ministro de Petróleo, con la promesa de “una reestructuración total” de la compañía, que aporta 96% de las divisas del país.

El Presidente Maduro le puso como principal reto al Mayor General Qudvedo “elevar la producción” petrolera, que se ubica en 1,9 millones de barriles diarios (mbd) frente a 2,27 mbd en 2016. La cifra llegó a 3,2 mbd en 2008.

Aunque expertos atribuyen esa caída a la baja inversión en infraestructura por el alto gasto público a cargo de Pdvsa, y esa menor producción, combinada con la baja de los precios del crudo, sumió al país petrolero, dependiente de las importaciones, en una profunda crisis con escasez de alimentos básicos y medicinas y una inflación que el FMI proyecta en más de 2.300% para 2018.

Una de las principales funciones del nuevo Ministro y Presidente de Pdvsa, además del aumento de producción será impulsar la reestructuración de la compañía, donde han descubierto al menos siete tramas de corrupción que atentan contra el patrimonio de la nación.

Estos casos, investigados por el Ministerio Público, comprenden la firma de financiamientos en condiciones desventajosas para la subsidiaria Citgo, la suscripción de contratos con sobreprecios en la Faja del Orinoco y en la filial Bariven, el sabotaje a Petrozamora, irregularidades en Petropiar, el desmantelamiento de vehículo en una división de Pdvsa-Monagas y una red de extorsión manejada desde Pdvsa-Yagua.

Venezuela y Pdvsa fueron declaradas recientemente en default por un grupo de tenedores de bonos y por las calificadoras de riesgo Standard & Poor’s y Fitch, debido al atrasado en pagos de capital e intereses de títulos de deuda.  Los bonos de la empresa representan 30% de una deuda externa venezolana estimada en 150.000 millones de dólares, que Maduro busca renegociar.

El país con las mayores reservas petroleras del mundo debe pagar en lo que resta del año varios cientos de millones de dólares de deuda soberana y de Pdvsa, y unos 8.000 millones en 2018.

El jefe de Estado también anunció que el próximo martes firmará con trabajadores del sector, en una asamblea con 10.000 voceros obreros, el plan para recuperar la principal industria del país.  “Le digo a la clase obrera petrolera: ustedes están allí para guardar, engrandecer, proteger esa poderosa industria, que nunca será privatizada. Por eso digo: limpieza en Pdvsa, ha llegado la hora de una nueva revolución petrolera y gasífera”.

Y en este orden de ideas reconoció la necesidad de avanzar en materia de producción gasífera, esto como parte del plan de reimpulso de la compañía estatal. “No hemos avanzado como se debe, Venezuela debería tener su capacidad para satisfacer las demandas de gas interno nacional y ser un país exportador de primera línea. Estoy seguro de que lo vamos a lograr, pero debemos ponernos las pilas y ser muy autocríticos”, indicó.