Colombia: Oleoducto Caño Limón-Coveñas ha sufrido 1.500 atentados en 30 años

675

Ni en los países con declarado estado de guerra se contabilizan tantos ataques terroristas contra la infraestructura petrolera como los que se registran en Colombia. El año pasado se llegó a la sorprendente cifra de 62, un hecho insólito si se tiene en cuenta que el país adelanta un proceso de paz. Ese número de atentados les restó mayores recursos a las regiones vía regalías para obras sociales.

Este año, una vez se terminó el cese el fuego y de hostilidades temporal y bilateral entre el Gobierno y el grupo subversivo del Eln, comenzaron de nuevo los atentandos dinamiteros contra instalaciones de la industria petrolera. Al finalizar la semana pasada se habían presentado tres atentados al oleoducto Caño Limón-Coveñas (OCC) y otro a la línea de flujo en la troncal que conduce a los pozos Liria YZ y YT, Volcán Blanco, Aguazul (Casanare).

El reporte de Ecopetrol indica que el fin de semana pasado otro atentado afectó el oleoducto Transandino en Nariño, además del secuestro de un empleado de una empresa petrolera ligada a Ecopetrol.

En 2016 se registraron 42 atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas (20 menos que en 2017).

Fuente: Ecopetrol

Con información de El Espectador