Petrolera YPF se enfoca en proyectos pilotos no convencionales

548

Dos terceras partes de los desembolsos que YPF tiene planificado para 2018 tendrán como destino proyectos pilotos con objetivos no convencionales. El portafolio de la petrolera nacional cuenta con al menos una docena de operaciones que ya están en marcha y otras que comenzarán a ver actividad en las próximas semanas con un paraguas de 1.525 millones de dólares.

Las nuevas apuestas están forman parte de la estrategia que armó la operadora para poder ingresar al nuevo Plan Gas (Resolución 46) con bloques casi sin actividad y poder dar un salto productivo apuntalado por los precios diferenciales del programa.

Pero también anota en el lote de pilotos apuestas de alto impacto con socios de clase mundial. En este listado inscribe proyectos como el Bajada de Añelo (junto a Shell), Bandurria Sur (Schlumberger), Bajo del Toro (Statoil), La Amarga Chica (Petronas), Pampa de la Yegua (Exxon) y Aguada Pichana Este (Total, PAE y Wintershall).

Las que ingresaron al plan de subsidios a los precios, y que por ahora YPF desarrollará solo, son Octógono-Al Norte de La Dorsal- Dadin, El Orejano, Río Neuquén, La Ribera I y II, Aguada de la Arena.

Este listado tiene dos joyas con fuertes desarrollos en marcha El Orejano (que desarrolla con Dow) y Río Neuquén (junto a Pampa Energía y Petrobras internacional). El primero de los bloques tocó días atrás un pico récord de producción 4,8 millones de metros cúbicos de shale gas, es el yacimiento que más gas saca de Vaca Muerta.

En tanto Río Neuquén está apuntada como uno de los bloques con mayor producción a futuro. La productividad conseguida permite proyectar al área entre el top cinco de la Cuenca Neuquina.

El Orejano ya está en desarrollo y Río Neuquén viene navegando un piloto. En ambos casos conseguirán precio diferencial para todo lo que produzcan por encima del promedio trazado entre julio de 2016 y junio de 2017. Ambos ya producen por encima de ese corte.

Otro de los bloques con peso que tiene un piloto en marcha es Rincón del Mangrullo. El área fue un ejemplo de los desarrollos tight y llegó a ser uno de los más productivos en gas no convencional. Ahora la petrolera nacional apuesta a un desarrollo de shale gas.

De los 12 proyectos sólo tres son de shale oil (petróleo no convencional). El resto irá en busca de formaciones gasíferas. La Amarga Chica (donde la petrolera nacional trasladó el molde mejorado de Loma Campana), Bandurria Sur y Bajada de Añelo, son las apuestas por el crudo.

La Amarga Chica tiene la mejor relación producción por cantidad de pozos de Vaca Muerta. Algo similar a lo que ocurre con el gas en El Orejano.

Sólo entre bloques (Bajada de Añelo, Aguada Pichana Este y Pampa de la Yegua) no serán operadoras por el equipo de no convencionales de YPF.

Con información de Diario Río Negro