Cómo venderse en la búsqueda de empleo: El enfoque

692

El proceso de búsqueda de empleo en cualquier área, pero muy especialmente en el área petrolera, donde la competencia se ha hecho tan fuerte en los últimos años, debido al nivel técnico y profesional exigido, y a la gran cantidad de personas que han sido despedidas en los tres últimos años,  implica una considerable investigación de antecedentes y por lo tanto debes saber muy bien como venderte.

En la etapa de prospección y calificación, usted define su mercado objetivo. A continuación, durante el enfoque previo, aprenderá más sobre ese mercado objetivo, empresas de interés, personas vinculadas a esas empresas, hechos sobre los paisajes competitivos e industriales, y analizará esa información a través del prisma de sus necesidades y deseos internos. Cuando ingreses en la tercera fase de la venta personal, el enfoque, tomarás lo que has aprendido y lo aplicarás en la entrevista de trabajo real y a partir de aquí, el enfoque previo finaliza tan pronto como comienza la entrevista en tiempo real.

El enfoque generalmente representa el primer encuentro con tu mercado objetivo, y esto es muy importante porque casi siempre es la primera impresión, y las primeras impresiones importan si queremos ser vistos como “diferentes”, desde el inicio.

Los errores aparentemente menores pueden funcionar rápidamente en tu contra en el enfoque, haciendo que toda tu investigación de antecedentes sea inútil para lograr la vacante en cuestión, y los ejemplos de pasos en falso comunes incluyen:

Ofrecer al entrevistador un apretón de manos “pésimo”
Llegar tarde a la cita
Vestir atuendos de negocios casuales en lugar de comerciales
Tratar de ser gracioso
Insultar y hacer comentarios inapropiados
Ser demasiado serio
Ser demasiado entusiasta sobre el papel
Responder preguntas que el entrevistador no ha formulado; por ejemplo, no discutas tu historial de trabajo hasta que te la pida quien esté haciendo la entrevista.

En este punto te queremos decir que muchas cosas pueden ser factores de eliminación rápida. Todo importa y los primeros minutos son los minutos que el entrevistador a menudo decide si le agradas o no. Eso solo puede cambiar la probabilidad de éxito.

Haz un juicio informado ya que durante el enfoque, el comprador y el vendedor se evalúan entre sí.

Los vendedores competentes no quieren que los compradores compren si no encajan bien, la idea es que, al principio de los ciclos de compra, es importante que ambas partes determinen mutuamente si la oferta puede satisfacer las necesidades del comprador y recuerda que te estás vendiendo a ti mismo, de eso se trata la entrevista y que compren tus habilidades y conocimientos y te sientan capacitado para el empleo.

Y parte de un enfoque bien ejecutado, en este caso una entrevista de trabajo, exige que los que están a ambos lados de la mesa visualicen honestamente qué tan bien el candidato desempeñaría el trabajo.  Por lo tanto el enfoque en una búsqueda de trabajo debe estar en la misma línea, con ambas partes tratando de determinar si el candidato está calificado y es probable que haga un buen trabajo.

Además de evitar errores y evaluar honestamente tu ajuste dentro del rol y la organización, ¿qué puedes hacer para aumentar tus posibilidades de avanzar más allá de la fase de aproximación/entrevista? Recuerda la naturaleza humana y demuestra que has hecho tu tarea.

El solicitante de empleo debe recordar que a la mayoría de las personas les debe gustar que desee volver a vernos, es cierto en la vida y lo es también en la búsqueda de trabajo. Ve con una gran sonrisa, una actitud positiva y cargada de una comprensión de la empresa y del papel, así como de lo que puede aprender sobre las personas que te entrevistarán. Asegúrate de haber preparado preguntas geniales que le digan si este papel, esta compañía y este gerente encajan perfectamente con lo que estás buscando.

Venderse en una búsqueda de trabajo no es diferente de venderse a sí mismo en una situación de venta. La mayoría de las ventas ocurren en un ambiente relajado así que asegúrate de estar relajado y seguro y de que tus interacciones crean una conversación excelente que haga que el entrevistador sienta facilidad y comodidad para hablar y estar contigo.

Mantener la mente abierta y siempre lista para aprender algo nuevo.