Ecopetrol espera invertir en activos y subastas petroleras en Argentina, Brasil y México

432

Argentina, Brasil y México son los países en donde Ecopetrol centrará sus esfuerzos este año para no solo buscar activos que estén a la venta, sino, de paso, para participar en subastas de bloques petrolíferos y gracias a que la petrolera colombiana tiene una caja de más de $14,4 billones que le permitirá ampliar su operación internacional, su estrategia se basará en emprender un proceso “ordenado” para la compra de reservas, y aumentar así los casi 1.700 millones de barriles de petróleo en reservas probadas que reportó al cierre del año 2017.

El Presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón Pardo, ha sostenido que las compras y adquisiciones son uno de los cuatro pilares para incrementar los remanentes de crudo en los próximos años y para desarrollar la estrategia, la petrolera colombiana ha venido fortaleciendo sus alianzas con empresas como Petronas y Pemex, ya que no solo buscará operaciones offshore, como es el caso en el Golfo de México, sino además en el onshore en campos que se subastarían en Argentina y Brasil.

Ecopetrol ha establecido como prioridad para este plan de adquisiciones las inversiones  en el continente americano, donde ya cuenta con operaciones en Estados Unidos y Perú.  Cabe recordar que el proceso de adquisiciones de Ecopetrol tuvo un primer movimiento en 2017 con la compra de una mayor participación del campo K2 en las costas de Estados Unidos.

 Para este año 2018 están anunciadas varias subastas petroleras en países de la región como Ecuador, Uruguay, México, Brasil y Argentina en las cuales la petrolera está interesada en participar.
El Presidente Ejecutivo de la petrolera ha dicho que están preparados para aprovechar las oportunidades que se presenten, “la disciplina que hemos consolidado junto con un entorno de precios más favorable, nos permitirá posicionarnos mejor para crecer nuestra operación de forma rentable y segura”.

Para el 2018, Ecopetrol contempla inversiones entre US$3.500 y US$4.000 millones, haciendo énfasis en exploración y producción, lo que representará el 85% del plan de expansión. Parte de ese gasto será destinado a proyectos que permitan aumentar las reservas, incluyendo un programa piloto para explorar recursos no convencionales en el Magdalena Medio.