Presidente de Estados Unidos no aceptará altos precios del petróleo

1409

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó el viernes a la OPEP por recortes a la producción que han contribuido al incremento de los precios del petróleo, que dijo era artificial y que no será tolerado, lo que generó rechazo entre los países productores de crudo y una caída en los precios del barril.

“Parece que la OPEP está en eso de nuevo. Con cantidades récord de Petróleo por todas partes, incluidos cargueros a plena capacidad en el mar, ¡los precios del Petróleo están artificialmente Muy Altos! ¡No es bueno y no será tolerado!”, escribió Trump en Twitter.

Varios miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dijeron en respuesta que los precios del crudo no estaban inflados artificialmente. El grupo tiene previsto reunirse en junio en Viena para decidir sus próximos pasos, después de reducir la producción desde enero de 2017 en una acción destinada a apoyar los precios que se habían hundido.

Trump no aclaró qué medida tomaría su Gobierno en relación con el petróleo o la OPEP y funcionarios de la Casa Blanca no estuvieron inmediatamente disponibles para comentar.

Luego del tuit del presidente, los precios del crudo Brent y el contrato en Estados Unidos cambiaron de tendencia y caían. No obstante, se encaminaban a cerrar otra semana de ganancias.

El secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, dijo el viernes que el pacto de la OPEP y países fuera del cártel para reducir la oferta había detenido el colapso de los precios internacionales del crudo, y agregó que los miembros del grupo eran amigos de Estados Unidos y les interesaba su prosperidad.

La reducción de la producción “no sólo ha detenido el declive sino que rescató a la industria petrolera del inminente colapso y ahora está en camino de restaurar la estabilidad sobre una base sostenible en beneficio de los productores, los consumidores y la economía mundial”, afirmó Barkindo.

Ministros de Energía de Emiratos Árabes Unidos e Irak, dos miembros de la OPEP, también rechazaron la idea de que los precios estaban demasiado altos.

Los futuros del Brent y del West Texas Intermediate (WTI) tocaron esta semana sus mayores niveles desde noviembre del 2014 -a 74,75 dólares y 69,56 dólares por barril, respectivamente-, impulsados por el mercado ajustado y una mayor demanda. Después del tuit de Trump, a las 1430 GMT caían a 73,18 dólares y 67,70 dólares.

Estados Unidos no puede influir legalmente en el petróleo más allá de la liberación de crudo de sus reservas estratégicas, algo que ha hecho ocasionalmente, y la última vez fue el año pasado tras el paso del huracán Harvey.

Más allá del manejo de la oferta por parte de la OPEP, los precios del petróleo también se han visto apuntalados por expectativas de que Estados Unidos aplique nuevas sanciones a Irán, miembro del cártel.

El principal exportador de petróleo, Arabia Saudita, estaría feliz de ver el crudo subir a 80 dólares o incluso 100 dólares por barril, dijeron a Reuters tres fuentes de la industria, en un indicio de que Riad no buscaría cambios en el acuerdo de la OPEP, pese a que la meta original del pacto está cerca.

Con información de Reuters