PDVSA incrementa perspectiva de fuerza mayor en exportaciones petroleras

362

La estatal venezolana PDVSA ha planteado la posibilidad de declarar fuerza mayor en los contratos con sus principales compradores de crudo en medio de la caída de la producción en sus campos petroleros y la congestión en los puertos, dijeron el martes tres fuentes familiarizadas con el asunto.

La menor producción en Venezuela ha contribuido a una remontada de los precios globales del petróleo hasta a un máximo de casi cuatro años, y otros miembros de la OPEP podrían aumentar su bombeo en una reunión este mes para contrarrestar la disminución y otros riesgos a los suministros globales.

El petróleo es una fuente de ingresos clave para el presidente Nicolás Maduro, pero su Gobierno, que enfrenta problemas de liquidez, no ha invertido lo suficiente en la industria para evitar la caída del bombeo.

PDVSA informó a algunos clientes que deben enviar buques equipados para aceptar transferencias de petróleo de barco a barco en lugar de cargar en sus puertos. Si no aceptan los términos, la firma está considerando declarar fuerza mayor, en esencia declarando que sus contratos no pueden cumplirse, dijeron las fuentes familiarizadas con el asunto.

Por separado, la empresa comenzó a notificar a todos sus clientes que ya no recibirá nuevos tanqueros para cargar en las terminales de Jose y Paraguaná, hasta que logre suplir a las embarcaciones que están en espera.

Congestión de Tanqueros

La mayoría de los clientes hasta el momento ha rechazado la nueva metodología de carga debido a la ausencia de una tercera parte para supervisar las operaciones. El costo adicional para completar la transferencia también contribuyó a la negativa, según empresas navieras y operadores.

PDVSA ha estado utilizando las sanciones que le impuso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como una razón fundamental del cambio, según una de las fuentes.

Las terminales de exportación de Venezuela se han visto saturadas desde que la petrolera estadounidense ConocoPhillips obtuvo órdenes judiciales para congelar importantes operaciones de PDVSA en el Caribe, desde donde la firma venezolana solía enviar grandes cargamentos rumbo a Asia. El martes, más de 70 tanqueros se encontraban frente a las costas de Venezuela, según datos de seguimiento de buques de Thomson Reuters.

“Vamos a probar la idea de barco a barco primero”, dijo la fuente con conocimiento del tema. “Muchos clientes van a preferir esto que seguir acumulando demoras”, agregó, refiriéndose a los largos tiempos de espera para la carga.

Uno de los clientes indios de PDVSA confirmó que recibió una solicitud para obtener sus cargas mediante transferencias entre buques. El comprador hasta ahora se ha negado a aceptar los nuevos términos, dijo un empleado que no estaba autorizado a hablar públicamente y solicitó el anonimato.

Operadores y navieras eran escépticos de que las transferencias logren aliviar las congestiones.

PDVSA aún tendrá que cargar embarcaciones en su puerto Jose para llevar el crudo a su instalación propuesta de carga en alta mar, y no se espera que los declives en la producción se reviertan.

Los buques muy grandes que normalmente no se acercan a la costa occidental de Venezuela ahora son visibles desde el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), según un trabajador del recinto.

Con información de Reuters