Plan estratégico de Repsol busca aumentar productividad y dividendos

619

La española Repsol actualizó este miércoles sus principales estimaciones financieras hasta 2020 para encarar la última parte de su plan estratégico, mediante un incremento de la producción en su negocio de “upstream”, un decidido empuje inversor al de “downstream” y una mejoría en la retribución al accionista.

Tras el saneamiento de su balance vía ventas de activos en la primera parte del plan, diseñado tras la compra de la canadiense Talisman en 2015 en un momento en el que el precio del crudo se desplomaba, la petrolera española quiere diversificar también sus negocios, con la vista puesta en las energías renovables y en el desarrollo del negocio del gas.

Repsol dijo en un comunicado que invertirá 15.000 millones de euros (US$17.650 millones) en 2018-2020, tanto para expandir “los negocios de petroquímica, estaciones de servicio, lubricantes y trading (1.500 millones), como para proyectos de bajas emisiones de CO2 (2.500 millones)”.

En el negocio de exploración y producción (upstream), el grupo invertirá 7.900 millones de euros hasta el horizonte del plan, que lo ayudarán a elevar la producción hasta los 750.000 barriles equivalentes de petróleo al día, frente a los 715.000 barriles con los que cerró 2017.

Los ingresos de la venta de la participación histórica en la empresa española Gas Natural le permitirán financiar parte de las inversiones y también subir el dividendo hasta 1,0 euro por acción en 2020, frente a los 0,90 euros que pagará este año.

Repsol basa las nuevas proyecciones en un conservador precio medio del Brent de US$50, frente a los US$76 a los que cotiza actualmente, aunque destacó que si el escenario es más favorable, acelerará el desarrollo de proyectos y ejecutará recompras adicionales de acciones.

Con información de Reuters