Una ley norteamericana propone someter a la OPEP a la ley antimonopolio

506

El congreso de Estados Unidos trabaja para revivir una ley que podría causar un enorme daño a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a la que el presidente Donald Trump acusa de estar manipulando los precios del crudo.

Según Trump los precios del petróleo deberían rondar los 30 dólares por barril y ha señalado en varias ocasiones que la OPEP “está robando dinero directamente a los ciudadanos estadounidenses”.

Conocida como Ley Contra Cárteles de Producción y Exportación (NOPEC, por sus siglas en inglés), propone someter a la OPEP a la ley antimonopolio Sherman, usada hace más de un siglo para fragmentar el imperio de John Rockefeller. Esto le permitiría al Gobierno estadounidense demandar a la OPEP por manipular el mercado de energía y posiblemente pedir miles de millones de dólares en reparaciones.

Reseña la agencia Bloomberg, que este proyecto de ley se reintrodujo en mayo y superó su primer obstáculo legislativo la semana pasada, cuando el Comité Judicial de la Cámara de Diputados lo envió rápidamente a deliberación.

Los anteriores intentos de aprobar esta ley se han enfrentado a un casi seguro veto por parte del presidente. Sin embargo, “a diferencia de los presidentes previos, es más probable que Trump lo firme”, dijo Jason Bordoff, director del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia en Nueva York y ex funcionario petrolero de la administración Obama.

Los funcionarios de la OPEP están preocupados, tanto sobre el proyecto de ley en sí mismo como sobre la posibilidad de que las audiencias del Congreso ataquen al cártel.

Hossein Kazempour Ardebili, representante de Irán en la OPEP, dijo durante el fin de semana que el proyecto de ley estadounidense era un intento de “chantajear” al grupo, y agregó que el uso de la ley antimonopolio son “tonterías legalmente hablando, y nosotros en la OPEP estamos peleando”.

En Washington, sin embargo, los legisladores de Estados Unidos, que enfrentan el aumento de los precios de la gasolina en los meses previos a las elecciones legislativas para decidir qué partido controla el Congreso, están igual de duros.

“La OPEP es un cártel internacional cuyos miembros se confabulan deliberadamente para limitar la producción de petróleo como medio para fijar los precios, aumentando injustamente el precio para satisfacer la codicia de los productores de petróleo”, dijo Jerrold Nadler un legislador demócrata de Nueva York que es copatrocinador de la legislación.

Con información de Bloomberg