Uruguay pasará a un proceso de permanente subasta de sus bloques de petróleo marítimo

690

Uruguay pasará a un proceso de permanente subasta de sus bloques de petróleo marítimo al igual que hicieron otros países de América latina, luego de que en abril una licitación no obtuvo ofertas, dijo la ministra de Industria, Energía y Minería Carolina Cosse, en una entrevista esta semana.

El pequeño país sudamericano había licitado 17 bloques en su primera subasta en siete años, en momentos en que un alza en el precio del crudo renovó el interés de empresas en la región. Pero el recuerdo del desplome en los precios del petróleo que comenzó en 2014 todavía pesaba en el aire, dijo Cosse.

“La industria de ‘oil and gas’ tiene sus ciclos y ha demostrado también que las predicciones son muy difíciles”, dijo Cosse al margen de una reunión de ministros de energía del G20 en la ciudad de Bariloche, en el sur de Argentina.

“Uruguay va a seguir con su política de exploración, por esto mismo que te digo de que la industria ha mostrado que tiene ciclos sorprendentes”, sostuvo.

Bajo el nuevo sistema, el país fijará condiciones de subasta determinadas y dejará bloques permanentemente abiertos a ofertas por parte de empresas. Eso se diferenciará de rondas previas, donde cada licitación tenía condiciones diferentes y las firmas requerían aprobación para presentarse a cada una, dijo Cosse.

Petroleras como la argentina YPF, la portuguesa Galp Energía, BP Plc, Royal Dutch Shell, Tullow Oil, la noruega Statoil y Exxon Mobile están entre las que actualmente están explorando enUruguay tras ganar bloques en subastas previas, pero hasta ahora no han descubierto hidrocarburos.

La falta de éxito fue también un factor en la ausencia de interés en la última ronda.

Con más de 1.000 bloques de gas y petróleo en oferta en América latina, principalmente en Brasil, el 2018 ha sido un año competitivo para países que ofrecen inversiones en energía.

Pero los resultados de lo que algunos analistas han llamado “la reforma energética de América latina” han sido hasta ahora mixtos: algunos países alcanzaron récord de ofertas y algunos ni siquiera pudieron atraer una.

Pocas compañías tienen apetito para el nivel de riesgo geológico que presenta un país como Uruguay.

Colombia dijo a principios de este año que abrirá un proceso de licitación permanente luego de completar su primera oferta de nuevas áreas en cuatro años. Brasil también comenzó a moverse hacia un proceso similar.

Con información de Reuters