Las 6 refinerías de Pemex operan un 40% por debajo de su capacidad

608

Los seis centros refinadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) llevan su nivel más bajo de proceso de crudo desde hace por lo menos 25 años, con un promedio diario de 648.099 barriles diarios de enero a mayo de este año.

Esto significa que el sistema nacional de refinación opera a 40% de su capacidad desde las últimas adquisiciones de equipos que conforman las refinerías.

En comparación con el año pasado, la caída en esta actividad durante los primeros cinco meses del año es de 31%, luego de que la estatal procesó 298.975 barriles diarios menos en promedio durante el 2018.

El 2017 fue el primer año desde hace por lo menos 25 en que el proceso de petróleo fue menor al millón de barriles diarios, ya que Pemex cerró el año con promedio de 817.800 barriles diarios procesados, resultados que Pemex adjudicó a los fenómenos naturales que dañaron algunos centros, como Salina Cruz, o paros programados para mantenimiento en Madero y Minatitlán, que en algunos meses del 2017 reportaron cero barriles procesados.

Sin embargo, a partir de febrero de este año transforman petróleo las seis refinerías. Aun así, se encuentran en sus niveles más bajos de las últimas dos décadas, ya que entre enero y mayo Cadereyta promedió 116.434 barriles por día, que son 42% de su capacidad; Madero procesó 37.833 barriles diarios, o 19% de su capacidad; Minatitlán promedió 27.086 barriles por día, 11% de su capacidad; Salamanca 155.355 barriles diarios, con la utilización más alta de su capacidad que llegó a 63%; Salina Cruz logró 172.384 barriles por día, que son 52% de su capacidad, y Tula procesó 139.005 barriles diarios, que son 44% de su capacidad.

Producción de gasolinas, por los suelos

Lo anterior es causa de que la producción de petrolíferos, particularmente combustibles automotrices, lleve también sus peores niveles en décadas. Entre enero y mayo de este año, el sistema nacional de refinación produjo un promedio de 219.242 barriles por día de gasolinas automotrices, lo que implica una caída de 31% o la elaboración de 99.282 barriles diarios en promedio menos en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En comparación con el volumen de gasolinas que Pemex producía hace 10 años, se observa una caída de nada menos que 52%, ya que en 2008 la producción todavía era de 460.572 barriles diarios, por lo que en una década se redujo en 241.330 barriles diarios en el promedio de las seis refinerías.

Nuevo mandato de Pemex le impide perder

El año pasado, el director general de la subsidiaria Transformación Industrial de Pemex, Carlos Murrieta Cummings, aclaró que a partir de la reforma energética la estatal tiene el mandato de generar valor y por tanto “ya no podemos permitirnos que la utilidad llegue a cero, bajo ninguna circunstancia”, aseveró.

Por ello, seis refinerías propiedad de Pemex no operan a su máxima capacidad, que es superior al procesamiento de 1,56 millones de barriles de crudo, porque entonces más de 75% de la producción sería combustóleo que a los precios actuales resultaría en pérdidas al momento de su comercialización y en mayores gastos de almacenamiento, explicó.

Al cerrar el 2017, el margen variable de refinación pasó de US$4,48 a US$5,43 por barril procesado.

Con información de El Economista de México