Oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas reanuda operaciones

661

El oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas reanudó operaciones tras una parálisis de 180 días por una serie de ataques de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el robo de crudo con válvulas ilegales, informaron el martes fuentes militares y del sector petrolero.

La tubería de 773 kilómetros de longitud, que sufrió su parálisis más larga desde que comenzó a funcionar en diciembre de 1985, ha sido blanco de 58 ataques este año atribuidos al ELN, a lo que se suma el hallazgo de 41 válvulas ilícitas para la sustracción de crudo.

“La operación se restableció el 10 de julio y hasta ahora no ha habido nuevos inconvenientes”, dijo a Reuters una de las fuentes consultadas.

La suspensión del bombeo por los ataques al oleoducto, que tiene capacidad para transportar más de 200.000 barriles diarios desde los campos de producción en el departamento de Arauca operados por Occidental hasta un puerto en el Mar Caribe desde donde se exporta el crudo, comenzó el 10 de enero.

La parálisis del bombeo no afectó la producción de los campos de Caño Limón debido a que el petróleo se evacuó por otro oleoducto. Tampoco alteró las exportaciones, de acuerdo con fuentes del sector petrolero y de Ecopetrol.

Con información de Reuters