Pemex aumenta importación de petroquímicos y suben los precios

289

Entre enero y mayo de 2018, la producción de petroquímicos por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) registró una reducción de 25%, lo cual ha sido originado principalmente por paros en las plantas procesadoras, ya sea por problemas técnicos o mantenimientos programados, así como por una menor disponibilidad de materia prima como el gas.

Esta situación ha generado un aumento importante de 201% en el volumen de importación de estos productos, para poder abastecer la demanda interna, lo cual a su vez ha afectado sus precios.

Es así que en lo que va del año, las plantas procesadoras de Petróleos Mexicanos elaboraron 2,549 toneladas, 846 menos en comparación al mismo periodo del año pasado cuando sumó 3,395 toneladas.

De acuerdo con información de la petrolera del Estado, el volumen alcanzado en los primeros cinco meses de 2018 es el más bajo de los últimos años.

A principios de 2018, la empresa del Estado explicó que la caída en la elaboración de los petroquímicos tuvo que ver con los paros por mantenimiento que mantuvo el tren de aromáticos del complejo Cangrejera, lo que se sumó a que una de las plantas de dicho complejo operó de manera intermitente a finales de febrero y principios de marzo de este año por problemas técnicos.

Otro de los equipos que sufrió paros no programados fue la planta de Cosoleacaque, en donde produce amoniaco, mientras que un menor proceso de crudo en las refinerías de Salina Cruz, Minatitlán y Madero, también afectó de manera importante a este sector.

Debido a esta situación, Petróleos Mexicanos importó casi 258 mil toneladas de petroquímicos como tolueno, que se utiliza entre otras cosas para la preparación de colorantes y medicamentos, metanol, que se emplea para desnaturalizar el alcohol etílico y como aditivo de combustibles líquidos, y estireno, que es usado para fabricar caucho sintético.

Amoniaco, una de las bases para el abono, productos de limpieza o de refrigeración y polietileno, para la formación de plásticos, entre otros, se sumaron a la lista.

El volumen comprado al exterior, para poder abastecer la demanda interna, representó un aumento de 201,2%, ya que pasó de 85.9 mil toneladas entre enero y mayo de 2017 a 258.8 mil toneladas en los primeros cinco meses de este año.

Dicho volumen es también uno de los más altos de los últimos años, lo que muestra el crecimiento en la dependencia que se está alcanzando de productos de importación para poder cubrir la demanda.

Datos de la empresa del Estado muestran que durante este periodo se erogaron US$87.8 millones, monto que también representa un aumento importante de 228%, pues son US$61.1 millones más respecto a los US$26.7 millones que pagó en 2017.

Esto se explica no sólo por el aumento en el volumen de importación, sino también por el impacto que está generando la recuperación de los precios del crudo en los mercados internacionales.

Con información de El Excelsior de México