Guerrilla ataca nuevamente oleoducto Caño Limón Coveñas en Colombia

425

La Comunidad Petrolera.- Este martes se registró un nuevo atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas en inmediaciones de la vereda Llana Baja, en Teorama, Norte de Santander, generando una grave afectación al medio ambiente.

La estatal petrolera Ecopetrol, que opera el oleoducto, no precisó inmediatamente el responsable del ataque, pero fuentes militares lo atribuyeron a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que en varias ocasiones anteriores ya había atacado esa estructura petrolera.

Además, la hipótesis se fundamenta en una presunta presión de ese grupo guerrillero para reanudar los diálogos de paz, que en estos momentos se encuentran en el limbo tras el retiro de Ecuador como país garante.

La estatal petrolera colombiana activo de inmediato el plan de contingencia y le solicitó a la comunidad de la zona abstenerse de encender cocinas, fogatas, cigarrillos o similares cerca al derrame de crudo y rechazó “el nuevo atentado al oleoducto”.

Pese a la parálisis del bombeo por el oleoducto de 780 kilómetros con capacidad para transportar hasta 210.000 barriles diarios de crudo, la producción y las exportaciones de crudo de los pozos de Caño Limón, operados por Occidental Petroleum, no han sido interrumpidas.

El ataque se produce en momentos en que el gobierno del Presidente Iván Duque exige la liberación de 19 personas secuestrados por el grupo rebelde para mantener la negociación de paz que busca acabar por completo una confrontación de más de medio siglo que ha dejado 260.000 muertos y millones de desplazados.

El ELN, conformado por unos 2.000 combatientes, se opone a la presencia de empresas multinacionales en el sector minero y petrolero, argumentando que se apoderan de los recursos naturales sin dejar beneficios a la población ni a la economía del país.