En Perú más de 4.500 pozos petroleros se podrían reactivar con nueva Ley de Hidrocarburos

2220

La aprobación de la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos que en los próximos días será debatida por el Pleno del Congreso de la República, permitirá al sector hidrocarburífero peruano atraer nuevas inversiones que servirán para reactivar la producción de 4.500 pozos petroleros que en la actualidad están cerrados por razones económicas.

Así lo afirmó el gerente general de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Pablo de la Flor, tras señalar que la crisis que golpea a la industria hidrocarburífera nacional, que se agudizó hace cuatro años con la caída de los precios del petróleo en el mercado internacional, conllevó al cierre temporal de pozos petroleros en la costa y selva.

Explicó que otro impacto positivo que traerá consigo la aprobación de esta ley, que ha sido consensuada por el poder Ejecutivo y el Parlamento Nacional, será la puesta en valor de reservas de petróleo por alrededor de 154 millones de barriles, lo que significa un importante aporte para atender la demanda del mercado nacional.

“Actualmente, la producción solo llega a 41.000, mientras que el combustibles que requieren las industrias, el parque automotor y la población en general es de 250.000 barriles diarios, lo que implica que el país haya gastado alrededor de US$5.500 millones en importaciones en el 2017 para asegurar el abastecimiento de hidrocarburos”, expresó.

Pablo de la Flor dijo que la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos contiene medidas de gran importancia para la reactivación de la industria hidrocarburífera peruana, entre las que destacan la incorporación de plazos razonables para equiparar los contratos de exploración y explotación de petróleo y gas; que en ningún caso llega a los 80 años.

También se plantean regalías competitivas, calculadas en función al precio de los commodities y los volúmenes de producción.

“La reactivación del sector igualmente beneficiará a las regiones donde se encuentran los campos de producción, pues percibirán más ingresos por canon y regalías”, comentó.

Fortalecer a Perupetro

La norma también contempla el fortalecimiento de Perupetro como ente promotor de la inversión, la inclusión de clausulas anticorrupción en todos los contratos, así como la puesta en marcha del Fondo de Adelanto Social en beneficio de las comunidades en las zonas donde se desarrollen los nuevos proyectos.

El gerente general de la SNMPE manifestó que la Ley Orgánica de Hidrocarburos incorpora una cláusula de terminación de los contratos en función al incumplimiento de la normatividad ambiental, ratificándose así el compromiso de la industria hidrocarburífera con el respeto y cumplimiento de las normas y estándares ambientales fijados en el Perú.

Sostuvo que también se debe destacar que la norma ordena la asignación de mayores recursos públicos para la remediación ambiental.

“El nuevo marco normativo representa un gran avance en todos los frentes”, añadió Pablo de la Flor, al subrayar que la Ley Orgánica de Hidrocarburos no debilita los estándares ambientales, ni transgrede la institucionalidad ambiental vigente.

Agencia Peruana de Noticias