Presidente electo de México llama a empresas a invertir y fortalecer sector petrolero

886

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los empresarios del sector petrolero a fortalecerlo en beneficio del país.

En conferencia de prensa, donde estuvo acompañado de la futura secretaria de Energía, Rocío Nahle, el político tabasqueño dijo que “si no actuamos se va seguir desplomando la producción petrolera”.

López Obrador señaló que para evitar una crisis mayor, económica y financiera, por la declinación en la producción petrolera del país, se intervendrá con inversiones y la participación de empresas petroleras, con el objetivo de que a finales del próximo sexenio se produzcan dos millones 600 mil barriles diarios.

Luego de una reunión con empresarios de compañías petroleras de Tabasco, Campeche, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz, mencionó que acordaron definir de manera conjunta en el próximo mes y medio un plan, y se elaborarán las bases para licitaciones y no perder tiempo.

En rueda de prensa, expuso que en los primeros días de diciembre se lanzarán las convocatorias y que se pueda remontar la crisis de producción petrolera, que actualmente es de un millón 800 mil barriles diarios, cuanto en 2004 era de tres millones 400 mil barriles.

Mencionó que por ello estuvo acompañado en la reunión con la próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, de quien será director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, y del gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López Hernández.

Aclaró que 75 mil millones de pesos (US$3.877 millones) se invertirán para reactivar la producción petrolera y explotar hidrocarburos en áreas y zonas reservadas a Pemex en tierra y en aguas someras.

Para hacerlo, dijo, que se requiere llevar a cabo convenios o contratos y en ello participarán empresas que siempre han trabajado con Pemex en perforación e intervención de pozos y que tienen paradas sus plataformas y equipos desde hace cuatro años.

En cuanto a las condiciones atractivas para los empresarios en las licitaciones, comentó que se buscarán mecanismos para que obtengan utilidades, pero también se beneficie a la hacienda pública.

Que no sean contratos leoninos, que si se extraerá un barril y se va a vender en US$60, que nos cueste US$10 para que la ganancia y utilidad de los mexicanos sea de US$50 dólares; que no nos cueste extraerlo 30 ó 40US$ y le queden US$20. Eso lo vamos a cuidar mucho, porque queremos que el petróleo se utilice para beneficio de los mexicanos”, expuso.

Refirió que los 107 contratos de las rondas dentro de la reforma energética no comprenden toda la región petrolera; “nosotros no estamos convocando a eso”, precisó.

López Obrador comentó que la baja en la producción petrolera del país sigue en esa tendencia y para el último semestre de 2018 estará peor que la de los primeros seis meses del año.

Y si no actuamos se va a seguir desplomando la producción petrolera con todo lo que esto implica”, subrayó.

Esta crisis, abundó, es porque dejó de invertirse en la industria petrolera e ingenuamente se pensó que con la reforma energética llegaría la inversión extranjera y no fue así.

Refirió que la inversión extranjera directa que llegó en estos cuatro años al sector energético fue de alrededor de 60 mil millones de pesos (US$3.101 mil millones), unos 15 mil millones por año (US$775.484 millones), “muy poco, prácticamente nada”.

Al mismo tiempo, dijo, Pemex dejó de invertir en exploración, perforación e intervención de pozos y de ahí la caída en la producción a 1.8 millones de barriles, cantidad similar a la extraída en 1975.

Con información de El Excelsior de México